Siete pymes españolas, una de ellas madrileña, premiadas por su esfuerzo en Innovación, RSC y Medio Ambiente

Entrega de los Premios Pyme
COMUNIDAD
Publicado 10/12/2018 15:14:26CET

El Premio al Mejor Emprendedor se lo lleva el empresario Jaime Colsa por su empresa de transporte de palés Palibex, ubicada en Villaverde Alto

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha presidido hoy la entrega de los Premios Pyme 2018, los galardones de esta categoría más importantes de España en las instalaciones de IFEMA-Feria de Madrid.

Al evento han acudido Engracia Hidalgo, consejera de Economía de la Comunidad de Madrid; Ana Isabel Pereda, directora de Expansión; Clemente González Soler, presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA, y Eduardo López-Puertas, director General de IFEMA, entre otras personalidades.

El principal objetivo de estos premios, organizados por IFEMA y Expansión, con el patrocinio de Orange, SGR-Cesgar y American Express, es dar visibilidad, reconocimiento y apoyo a la labor de las pequeñas y medianas empresas españolas.

En concreto, las pymes aglutinan el 98 por ciento del tejido empresarial, representan el 65 por ciento del Producto Interior Bruto y generan el 75 por ciento del empleo -más de la mitad de los puestos de trabajo generados en el sector privado-.

En esta edición las empresas galardonadas han sido Vivebiotech (Guipuzcoa), Grupo Puertas Padilla (Murcia), Araplasa de Residuos (Cáceres), Caparrós Nature (Almería), Decocer (Castellón) y Palibex (Madrid). Asimismo, el jurado concedió un accésit a Ice Wave (Mallorca).

Las ganadoras han sido seleccionadas entre las 152 candidaturas presentadas. Para acceder a este premio, las empresas participantes tenían que contar con menos de 250 empleados y una facturación igual o inferior a 50 millones de euros. Asimismo, era también necesario que la mayoría del capital de la empresa fuera español.

LOS PREMIADOS

El Premio a la Innovacion Tecnológica se lo ha llevado la empresa guipuzcoana Vivebiotech por su contribución a la cura de enfermedades como el cáncer o el alzéhimer.

A día de hoy, el trabajo de esta pyme guipuzcoana se centra en la cadena investigadora de enfermedades como el cáncer y el parkinson. En este tipo de terapias génicas, se sustituye el gen enfermo causante de la patología, por uno sano que debe llegar a las células utilizando un vector viral como vehículo con el que transportarse.

Su compañía cuenta con 26 personas y destina el 40 por ciento de su presupuesto a la innovación tecnológica, la base de una empresa que trabaja con material biotecnológico.

Por su parte, la empresa murciana Puertas Padilla ha logrado el Premio a la Mejor Internalización por su "ADN exportador". La apuesta por la internacionalización de puertas Padilla se inicia en 1991, con la constitución de su filial en Sintra (Portugal), tan solo un año después de su creación como empresa distribuidora de puertas.

Hoy en día esta pequeña empresa murciana es uno de los tres principales fabricantes de puertas de seguridad y cortafuegos en Europa, con presencia en más de 40 países, en 10 de ellos con empresa propia.

La central nuclear de Chernobil, el Hotel Ritz de París, los palacios vaticanos y el metro de Londres tienen algo en común. Sus puertas cortafuegos y de seguridad han sido fabricadas por Grupo Puertas Padilla.

PREMIO AL MEDIOAMBIENTE

El premio a la Mejor Empresa de Medio Ambiente lo ha obtenido la empresa Araplasa de Residuos, ubicada en el norte de la provincia de Cáceres. Situada en el entorno del Parque Natural de Monfragüe y la reserva del Valle del Jerte, la empresa trabaja para mantener el medio ambiente intacto y eliminar las escombreras de los pueblos y ciudades.

Además, su actividad se dirige también a abaratar los materiales de construcción a través del reciclado y transformación de residuos de construcción y amianto.

Esta pyme creada en 2013 es capaz de transformar en su planta de reciclaje de Plasencia hasta 150.000 toneladas de arenas, gravas y escombros para su reutilización en bases de caminos y carreteras, drenajes, hormigones y cementos, contribuyendo así con la economía circular y la sostenibilidad del sector.

PREMIO A LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

Por otro lado, Caparrós Nature (Almeria) ha sido premiada por ser la mejor en campo de Responsabilidad Social Corporativa. Para Caparrós Nature, una empresa de producción y venta de productos hortofrutícolas, los valores y la gestión responsable ha sido parte de su identidad desde sus inicios en 1984.

La compañía, que factura 48 millones de euros, cuenta con un órgano específico para velar por el cumplimiento de la RSC. Cada año intentan cubrir el mayor número posible de acciones y este año, en concreto, parten de un presupuesto aprobado de 180.000 euros.

La política de RSC de Caparrós Nature se estructura en torno a tres ejes. El primero es la dimensión social, con la creación de empleo de calidad, formación continua y reconocimiento de la diversidad. Para ello, cuenta con planes de igualdad, promoción de la salud y prevención del acoso sexual, entre otras iniciativas.

En el ámbito económico, colabora con casi todas las asociaciones e instituciones sociales de la región almeriense, y en la dimensión ambiental dispone de numerosos proyectos con ONG y universidades para fomentar la investigación y la concienciación ecológica.

PREMIO A LA CREACION DE EMPLEO

Asimismo, Ifema y Expansión han premiado a Decocer (Onda-Castellón) por su creación de empleo. Esta empresa vio la necesidad de reinventar su producto para sobrevivir.

Con la crisis del ladrillo, desapareció por completo la demanda de cenefas y se vio obligada a realizar un ERE, con el que pasó de 74 a 42 trabajadores. En esta misma situación otras compañías del sector tuvieron que echar el cierre, pero Decocer supo reinventarse.

Así, pasó de ser una empresa basada prácticamente en elementos decorativos (listelos, cenefas, etc) a ser una compañía especializada en la fabricación de pavimentos y revestimientos en formatos pequeños, tanto en porosa como en porcelánico.

También apostó por la innovación tecnológica, la internacionalización (hoy el 62% de sus ventas procede del exterior) y un renovado diseño. Como resultado, la pyme ha refinanciado la deuda y su plantilla asciende ahora a 136 trabajadores.

Y ha logrado un accesit en la creación de empleo la mallorqina empresa heladera Ice Wave. Fundada en 2015, esta cadena de heladerías, que tiene un sistema innovador de fabricar helados personalizados a través de placa fría, ha generado 38 puestos de trabajo directos, todos ellos con contrato indefinido, y 82 indirectos a través de su red de 19 franquicias.

TRANSPORTE Y ARTE

Finalmente, el Premio al Mejor Emprendedor se lo ha llevado el empresario Jaime Colsa por situar a su empresa Palibex, ubicada en Villaverde Alto, en la líder en España de transporte urgente de palés.

Colsa ha sabido unir sus tres grandes pasiones; el emprendimiento, la logística y el arte. Todo en ello en una compañía innovadora dedicada al transporte urgente de mercancía paletizada.

Tras casi dos décadas trabajando en multinacionales de la logística por todo el mundo, en 2013 decidió crear Palibex. El reto de emprender lo ha superado con creces ya que su empresa factura 18,6 millones de euros apoyándose en un modelo de logística colaborativa.

Esta compañía cuenta con más de 70 delegaciones, que generan en torno a 650 puestos de trabajo y dispone de una flota superior a los 500 vehículos. Y es sobre sus camiones donde Colsa despliega su otra gran pasión, el arte moderno.

El emprendedor financia a artistas emergentes, que utilizan los remolques de sus vehículos como lienzo para crear sus obras. Una iniciativa donde agrupa todas sus aportaciones económicas al arte, que superan los 300.000 euros desde 2013, contribuyendo a difundir las vanguardias de un modo diferente.