29 de marzo de 2020
 
Actualizado 01/07/2010 16:55:35 CET

Aguirre reconoce que ha roto el convenio en Metro pero excluir de los recortes a sus trabajadores era "injusto"

Explica que por ley Metro no puede negociar con todos los sindicatos porque en el actual Comité de huelga sólo está Solidaridad Obrera

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reconocido este jueves que el gobierno regional ha roto el convenio colectivo con los trabajadores de Metro de Madrid al introducir los nuevos recortes salariales pero ha explicado que excluirlos de los recortes que afectan al resto de empleados públicos, hubiese sido "injusto".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Aguirre se ha pronunciado sobre los paros de esta semana en Metro y ha señalado que cuando dicen (los trabajadores) "que la Comunidad de Madrid ha roto el convenio colectivo, tienen razón" y que, por eso, han tenido que aprobar una ley.

"Porque estamos en una situación de crisis, porque nuestro Gobierno y todos los gobiernos europeos han entendido que para que España vuelva a crear empleo y a salir de la situación de postración que tenemos ahora mismo a generar riqueza, prosperidad, bienestar y sobre todo empleo es necesario reducir el déficit y recortar el 5 por ciento los salarios de los empleados públicos", ha manifestado.

En este sentido, ha indicado que "como siempre ha sido", tienen una actitud "de estar abiertos a la negociación" pero "siempre dentro" de la situación económica actual, en la cual el Decreto Ley del Gobierno de Zapatero confirmado por las Cortes Generales, dice que todos los empleados públicos tienen que bajarse el 5 por ciento como mínimo".

Aguirre ha explicado que como se ha decidido así, desde su Gobierno se ha entendido que es "injusto tratar mejor a quienes tienen más capacidad de chantajear". "Creo que haría mal un gobierno que, por el hecho de que los transportes tengan capacidad de movilización y como hemos visto capacidad de colapsar una ciudad, les fuéramos a tratar mejor que a otros funcionarios", ha apuntado.

"Por esa razón, hemos incluido al Metro, a Telemadrid y al Canal de Isabel II. Tendrían razón si me preguntaran ¿los podría usted haber excluido? Podría haberlo hecho, pero no me pareció justo", ha reconocido, refiriéndose, por otro lado a la actuación del Gobierno central, que no aplicó estos recortes ni a Renfe ni a AENA.

"Empleados públicos que tienen el salario en su mayor parte pagado por el contribuyente y que tienen el puesto de trabajo absolutamente garantizado creo que no pueden excepcionarse ni ser de mejor condición que los médicos, las enfermeras, los letrados, los maestros o los catedráticos", ha apostillado.

SIN NEGOCIACIÓN POR FALTA DE INTERLOCUTOR

Por otro lado, la presidenta ha señalado que aunque están abiertos al diálogo, no pueden negociar con todos los sindicatos, entre ellos, Sindicato de Conductores, CC.OO., UGT, Solidaridad Obrera y Sindicato Libre, responsables de la primera convocatoria de huelga de los tres días anteriores.

Aguirre ha explicado que por ley las huelgas tienen que avisarse con diez días de antelación y que el 19 de julio se comunicó a la Delegación de Gobierno tres días de huelga convocada por todos estos sindicatos además de una indefinida (que incluía lunes, martes y miércoles también) sólo convocada por Sindicato Libre.

Con lo cual, ha señalado que el Comité de huelga actual está formado sólo por este último sindicato, y si bien puede dialogar con todos, sólo puede negociar con este colectivo porque hacer lo contrario está "prohibido". "La ley prohíbe negociar con los que no están en el comité de huelga", ha concretado.

Por otro lado, se le ha preguntado por las expresiones empleadas por algunos de los sindicatos, y ha recordado que se ha remitido el tema a la Fiscalía General del Estado para ver si hay delito de amenazas, que han hecho lo mismo con otras expresiones de pancartas, y que también se llevarán otras "amenazas" sobre el incumplimiento de los servicios mínimos, incluso a los juzgados.

Aguirre ha aseverado que todos los que incumplan servicios mínimos o hayan agredido a algún trabajador, en relación al incidente de ayer en las cocheras de Canillejas, "puede esperarse que se le abra un expediente disciplinario y que sea considerado como falta muy grave".

También se ha referido a los supuestos sabotajes de esta mañana y ha indicado que hay cámaras que seguramente podrán identificar al responsable. "Es muy posible" que se les abra expediente a los boicoteadores, ha añadido, explicando que por este motivo los trenes de la línea 1 han tardado mucho en salir y los servicios mínimos, a primera hora, han funcionado "con mucho retraso".

Sobre la posibilidad de que intervenga el Ejército para conducir trenes si la situación vuelve a repetirse, el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, ha matizado sus palabras y explicado que en una entrevista se le recordó la situación de 1976, cuando se tuvo que recurrir a esta opción.

Así, ha indicado que en ese caso señaló que "ahora las circunstancias eran distintas pero que no se descartaba "el tener que usar todo lo que estuviera" a su alcance en este momento para poder garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Muere la madre de Antonio Montero

  2. 2

    Adara, destrozada tras su ruptura con Gianmarco: "Me siento como si me hubieran pegado una paliza"

  3. 3

    Los trabajadores de actividades no esenciales no podrán ir a trabajar en dos semanas pero no perderán el salario

  4. 4

    Irene Montero vuelve a dar positivo en la prueba del Covid-19 tras haber pasado la cuarentena

  5. 5

    Fallece el jefe del GAR, unidad de élite de la Guardia Civil, víctima del Covid-19