La alcaldesa pide a Garrido que intervenga por las obrasinacabadas en centros escolares

Obras en centros escolares
EUROPA PRESS
Publicado 11/10/2018 18:55:04CET

GETAFE, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, junto a los presidentes de las AMPAS de centros escolares de Getafe afectados por retrasos en las obras, han enviado una carta al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, donde expresan la "preocupación y el malestar que están viviendo miles de familias de Getafe".

La alcaldesa ha manifestado que "ante la pasividad del consejero de Educación se pide la implicación directa del presidente de la Comunidad de Madrid para que estas familias no sigan abandonadas y sus hijos sufriendo las molestias de las obras y la falta de espacio en los centros sin acabar".

Al respecto, han señalado como el caso "más grave" el del CEIP Miguel de Cervantes, que por segundo año consecutivo sufre el abandono de la obras, ya que la empresa constructora UNCISA acaba de entrar en concurso de acreedores, por lo que "se deduce que el compromiso adquirido por la Consejería de Educación para enero de 2019 no se va a cumplir".

Ese compromiso era finalizar el edificio de primaria, además de la ampliación de 4 aulas de infantil, que tendrían que haber estado listas en septiembre de 2018 y continuar con el comedor y gimnasio para entregar en enero del 2019.

La segunda fase de construcción del colegio tenía que haber finalizado en septiembre de 2017 pero la anterior empresa también abandonó la obra, lo que supuso tener que desplazar a niños de 3 años a un colegio de otro barrio, teniendo que volver a adjudicarse las obras de la segunda y tercera fase.

En este sentido, han señalado que "este segundo abandono supone un peligro para los niños, algunos de los cuales ya han tenido accidentes por causa de las vallas de protección, además de una carencia de espacios básicos".

AULAS IMPROVISADAS Del mismo modo, la empresa UNCISA "ha dejado inacabadas las obras de ampliación del CEIP El Bercial y las consecuencias son aulas improvisadas en lo que debía ser el comedor, así como falta de condiciones de seguridad para el alumnado al tener vallas de obras pegadas a sus aulas", mientras que el nuevo CEIP María Blanchard aún no tiene terminado el comedor, utilizando hasta ahora en su lugar la sala de usos múltiples.

Además, la fase actual no ha contemplado el gimnasio, tampoco cuenta con biblioteca ni con otros espacios como sala de profesores, secretaría, conserjería o espacio para el AMPA.

El vallado perimetral de este colegio, en parte, continúa tapado con lonas de obra y los niños no pueden utilizar gran parte del patio, pues la mayoría del mismo "sigue acotado debido a los trabajos pendientes de la obra".

Entre los centros entregados el pasado mes de septiembre, se encuentra también el IES Elisa Soriano Fischer, "que carece de talleres de tecnología, laboratorio de ciencias, aulas de desdoble y tiene un patio sin cubrir que hace las veces de gimnasio".

Contador