La Comunidad inicia el expediente por el que el Beti Jai se convertirá en BIC dentro de la categoría de monumento

Estado del frontón Beti Jai, en Chamberí
EP/ PLATAFORMA SALVEMOS EL BETI JAI
Actualizado 14/07/2010 19:58:14 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional ha iniciado el expediente por el que el frontón Beti Jai, en el distrito de Chamberí, se convertirá en Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento, como han explicado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publicó el anuncio el pasado viernes procediendo a abrir un periodo de información pública durante un mes. Lo que no puede detallarse en este momento es cuándo concluirá el proceso para que el mítico Beti Jai, en el número 7 de la calle Marqués de Riscal, sea catalogado como BIC, como han asegurado fuentes regionales.

Con la declaración como BIC, el espacio disfrutará del máximo grado de protección posible del patrimonio por parte de la Administración. Las reacciones no se han hecho esperar empezando por la plataforma vecinal 'Salvemos el frontón Beti Jai de Madrid'.

En su página web califican el anuncio como "una de las mejores noticias posibles". Éste, como han explicado, será el "tercer intento, depués de los de 1977 y 1991, de obtener dicha declaración pero por fin va a ser el definitivo".

La Comunidad de Madrid actualizará en menos de un mes la declaración del frontón Beti Jai de la capital como Bien de Interés Cultural (BIC) con el fin de evitar que los actuales propietarios del frontón lleven a cabo actuaciones especulativas.

Ya en el mes de marzo, la Comunidad de Madrid adelantó que comenzarían la tramitación de la recatalogación del frontón como BIC para evitar "usos contrarios con la esencia del inmueble" en un plazo breve de tiempo.

RECUPERACIÓN DEL FRONTÓN

Con esta declaración de BIC, el frontón dará sus primeros pasos para ser recuperado. Hasta ahora la propiedad era la responsable de los trabajos necesarios de conservación mientras que el Ayuntamiento de Madrid tiene como función inspeccionar lo que se haga.

Sin embargo, hasta llegar a este punto hubo que pasar por una amenaza de acción sustitutoria por parte de la Administración municipal. A mediados de febrero el Consistorio tuvo que anunciar que acometería las obras para evitar un mayor deterioro de la antigua instalación deportiva y que lo haría por acción sustitutoria ante la "pasividad" de la propiedad privada titular del recinto.

A principios de año, la coordinadora general de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid, Beatriz Lobón, aseveraba que el Consistorio había hecho lo que marca la ley, que no es otra cosa que garantizar la seguridad del edificio, unido a las frecuentes visitas de inspección.

El Frontón Beti Jai (siempre fiesta, en euskera) se levantó en la última década del siglo XIX estando en funcionamiento como frontón hasta el año 1918. Después se fueron sucediendo los usos diversos, como comisaría, cárcel o taller de objetos de escayola. El último fue como taller de automóviles y garaje. Desde 1989 el inmueble permanece sin uso.