La Comunidad retira 9.603 productos navideños por incumplimiento de las normativas

La Comunidad retira 9.F03 productos navideños por incumplimiento
EUROPA PRESS
Publicado 28/12/2018 14:08:28CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha retirado un total de 9.603 unidades de productos peligrosos por incumplimiento de las normativas relacionadas con el etiquetado o la seguridad de los mismos durante esta campaña navideña como disfraces, figuritas de Navidad, guirnaldas, peluches, slime y squezze.

Así lo ha explicado la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, durante el balance que ha hecho este viernes de la campaña navideña de inspecciones de artículos de broma, adornos y juguetes que pueden resultar peligrosos y que incurren las normativas de seguridad, donde además se han expuesto algunos de los artículos incautados por los inspectores dependientes de la Consejería.

Asimismo se han introducido 62 productos peligrosos en la red de alertas en 2018, 23 de ellas juguetes, 11 en relación a vehículos y accesorios de vehículos y el resto repartidas entre pequeño electrodoméstico, luminarias y artículos de broma.

Durante este año se han retirado más de 5.000 productos que contenían semillas abrina, altamente tóxicas, como pulseras, anillos, collares u objetos decorativos relacionados con la santería. Dichos productos suponen "un gran peligro" para la salud pública tanto por ingestión como por contacto con heridas abiertas, han explicado desde la Comunidad.

Así, entre los artículos requisados de Navidad destacan los disfraces de Papá y Mamá Noel o las figuritas de Navidad carentes de etiquetado; las guirnaldas decorativas de forma variada y los tubos de confeti con etiquetados en otros idiomas; y los peluches de renos de Santa Claus, que presentan riesgo de asfixia para los más pequeños.

No obstante, el grueso de los productos incautados han sido juguetes, entre los que se encuentran los denominados slime y squezze. Los primeros pueden ser confundidos con alimentos y la consejera ha advertido que "además de ser prohibidos según la normativa nacional, cualquiera podría ingerirlo, ya que se rompen fácilmente". Asimismo, este tipo de juguetes contienen boro superior a lo permitido.

Respecto a los squezze, se trata de juguetes blandos de los que se pueden desprender piezas pequeñas que provoquen atragantamientos a los más pequeños de la casa.

Otros juguetes requisados en esta campaña de Navidad han sido por deficiencias en el etiquetado, muñecos robot, sonajeros, coches de juguete, patitos de goma, sets de médico, pistolas, arcos y flechas, varitas y mascotas interactivas, entre otros. Entre los juguetes retirados por riesgo de salud se encuentran coches eléctricos, juguetes alfombra, robots por piezas, juguetes de arrastre, helicópteros, etc.

La consejera ha puntualizado que las campañas más importantes realizadas a lo largo de 2018 han sido la de juguetes eléctricos, la de disfraces y caretas, la de juguetes para menores de 3 años, la de Halloween, la de Navidad y la de luminarias y pequeño electrodoméstico".

Hidalgo ha destacado que la labor de inspección "cobra especial relevancia en estas fechas navideñas" ya que en la Comunidad de Madrid "radica muchos domicilios fiscales de las empresas especialmente almacenes mayoristas".

"En los últimos años el número de productos con peligrosidad ha disminuido paulatinamente que demuestra el buen trabajo de todas las administraciones, es un trabajo conjunto y ha habido una mayor concienciación de fabricantes, distribuidores y comerciantes", ha subrayado la consejera.

Contador