Actualizado 22/11/2020 19:50 CET

La crisis del Covid obliga al cierre definitivo de la histórica cafetería Hontanares

Cierra el histórico bar-cafetería Hontanares de avenida de América
Cierra el histórico bar-cafetería Hontanares de avenida de América - HONTANARES AVENIDA DE AMÉRICA - Archivo

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La conocida cafetería, bar y pastelería Hontanares, situada en la plaza de la Avenida de América de Madrid, ha cerrado esta semana sus puertas definitivamente, consecuencia de las pérdidas económicas acarreadas por la pandemia del coronavirus, han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa.

Hontanares Avenida de América abrió en 1966 y desde entonces no cerraba ningún día del año y mantenía un amplísimo horario, ofreciendo desde el café de primerísima hora de la mañana hasta los cócteles de la noche, pasado por comidas, cenas y meriendas de la tarde. Con los años fueron ampliando el establecimiento con locales anexos. Por allí pasaban cada día de media 1.600 personas.

Presentaban una amplia gama de desayunos, tapas, menús (35 distintos), pero también ensaladas, hamburguesas, y variedad de bocatines y sándwiches, para consumir tanto en el interior como en la terraza. Además, contaban con una pastelería específica con obrador propio y variedad de bollería y productos de temporada.

Otro de los puntos fuertes de Hontanares Avenida de América era su barra de 30 metros de largo, por la que pasaban durante unos pocos minutos cientos de viajeros que iban o venían de algún punto del este de la región y de España derivados de la cercana estación de autobuses.

Precisamente, la imposibilidad del uso de la barra por las medidas impuestas para evitar la propagación de la pandemia ha asestado un duro golpe al negocio, según han confirmado desde la empresa. Y es que la mayoría de los clientes usaban la barra de paso; y las restricciones a la movilidad tampoco han ayudado.

"Muchos de nuestros clientes eran viajeros del resto de España, algún que otro turista internacional, y ya no vienen por Madrid. Otra gran parte eran personas mayores, habituales del local, que ya tienen miedo a venir a lugares cerrados. Luego hay otra gente que teletrabaja y ya no pasa por aquí, o no tiene dinero porque está sin trabajo o en un ERTE", explican.

Aunque contaban con un servicio de comida preparada para recoger y llevar y una amplia terraza, "no es suficiente para mantener el negocio", aseguran desde la empresa, y más cuando llega el invierno. Por todo ello, el lunes decidieron echar el cierre definitivo al histórico restaurante, en el que trabajaban 19 personas. En sus mejores años, llegó a tener hasta una treintena de empleados.

"Es una pena cerrar una cafetería así con tantos años de vida", aseguran Hontanares Avenida de América, pero no han podido afrontar los gastos de personal y alquiler del local con unos ingresos tan menguados, "como tantos otros en el sector".

Contador

Para leer más