La Delegación de Gobierno ultima un plan para mejorar la seguridad y la convivencia en Lavapiés

Barrio Madrileño De Lavapies
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 18/06/2012 15:43:10 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha avanzado este lunes que está ultimando la puesta en marcha del Plan de Mejora de la Seguridad y la Convivencia en Lavapiés, que no solamente va a englobar un incremento de la actuación policial sino que busca la "reinserción" del barrio madrileño para que no se convierta en un "gueto".

El Plan tiene cinco objetivos prioritarios, entre los que destaca la mejora de la seguridad ciudadana mediante el incremento de la vigilancia a pie y motorizada, tanto a cargo de agentes uniformados como de paisano, intensificando además la coordinación policial, ha informado la Delegación.

Según la Delegación, la presencia de la Policía no sólo contribuye materialmente a evitar la comisión de delitos y faltas, sino también a incrementar la seguridad subjetiva, facilitando que los ciudadanos disfruten pacíficamente de los espacios públicos.

Se intensificará, por ello, la cooperación entre Policía Nacional y Policía Municipal, diseñando y ejecutando operativos conjuntos que permitan maximizar los recursos humanos existentes, y prestando especial atención a las zonas sensibles del barrio.

Por otro lado, se busca potenciar la participación ciudadana para definir las actuaciones necesarias de cara a prevenir que se cometan actos delictivos. Para la Delegación, son las asociaciones de vecinos quienes conocen más de cerca, junto con la Policía, la problemática de la seguridad ciudadana.

Por eso, ese conocimiento debe constituir el fundamento de las iniciativas que se lleven a cabo para mejorar la seguridad ciudadana en Lavapiés. Se hará, en este sentido, un especial hincapié en el desarrollo de operativos orientados a prevenir la comisión de delitos.

REHABILITACIÓN DEL BARRIO

Otro de los objetivos es impulsar la revitalización del barrio mediante iniciativas que no sólo deben incluir medidas para la rehabilitación arquitectónica, sino también para la mejora de la integración social y la dinamización económica.

Según este plan, las intervenciones orientadas a la eliminación de infravivienda vertical deben complementarse con un conjunto de actuaciones encaminadas a su revitalización integral, sumando los esfuerzos de todas las administraciones públicas.

Se requiere, por ello, no sólo la aplicación de medidas limitadas a los aspectos físicos y espaciales, sino de un modelo social que permita contemplar las "complejas" realidades de Lavapiés, estableciendo para ello mecanismos de participación y diálogo que permitan alcanzar el máximo grado de realismo y consenso en la definición de las actuaciones necesarias.

El cuarto fin es efectuar modificaciones normativas que permitan hacer frente a actividades generadoras de altos niveles de inseguridad ciudadana, como es el caso de las cundas. Para poner fin a este fenómeno, se está trabajando policialmente en la eliminación de los centros de tráfico de drogas situados en la Cañada Real, punto de destino de los cunderos, mediante el desmantelamiento de los principales clanes dedicados al narcotráfico.

No obstante, son conscientes de que debe profundizarse también en la eliminación de los propios instrumentos que se utilizan para llevar a cabo este ilícito transporte, las denominadas cundas o taxis de la droga.

Por último, se va a constituir una Mesa de Trabajo para la elaboración y seguimiento del Plan de Mejora de la Seguridad y Convivencia en Lavapiés, que será convocada por la Delegación del Gobierno en Madrid.

Formarán parte de esta Mesa, además de la Delegación, la Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Comisario de Centro, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), Asociaciones de vecinos y comerciantes y otras entidades y asociaciones sectoriales, a determinar.

DIFICULTADES PARA INTERVENIR

La delegada de Gobierno en Madrid ha explicado este lunes que en este momento la Policía tiene "dificultades" para "intervenir" el Lavapiés como consecuencia de la "actuación de determinadas personas que se autodenominan brigadas vecinales" y que "en ocasiones" lo que hacen "es impedir la propia actuación de la Policía frente a los delincuentes habituales que puede haber en el barrio".

En este punto, se va a reforzar la presencia policial, ha dicho Cifuentes, quien ha destacado que este plan, sin embargo, busca "en general la mejora de todo el barrio poniendo en valor todas las inversiones que por parte de las administraciones públicas (Gobierno de la Nación, Comunidad y Ayuntamiento) se han realizado" y una serie de iniciativas que tengan como objeto la "reinserción en el barrio".

Para Cifuentes, Lavapiés es uno de las barrios "más bonitos y mejores" de Madrid y el fin del plan es que "no se convierta en un gueto ni en un territorio al margen del resto sino que sea un barrio como cualquier otro, perfectamente integrado" y que la policía para entrar a detener "un camello" no tenga que hacerlo "en helicóptero", ha concluido.