Actualizado 24/02/2014 16:25 CET

Dos chicas confirman ante el juez que sufrieron abusos a manos del profesor de Música del Valdeluz

Colegio Valdeluz
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Dos de las denunciantes del profesor del colegio Valdeluz Andrés D.D., en prisión preventiva por siete delitos de abusos sexuales a menores, han ratificado este lunes ante el juez de Instrucción número 13 de Madrid que sufrieron abusos sexuales a manos del docente, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

   Las jóvenes, de 20 años, han sido las primeras en comparecer ante el magistrado Hermenegildo Barrera, quien ha escuchado el testimonio de las chicas en presencia de los abogados personados.

   Las declaraciones se producen después de que se haya levantado el secreto de las actuaciones, que habían sido declaradas secretas por el juez. El pasado 14 de febrero, el juez ordenó el ingreso en prisión de Andrés D.D.

   Esta misma semana hay señaladas más declaraciones de víctimas. Ante la Policía, las denuncias ya ascienden a quince, pero el juez solo imputa al profesor de Filosofia y Música un total de siete delitos de abusos sexuales.

   El pasado 14 de febrero, el docente ingresó en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real. Hace unos días, ha sido trasladado a un modulo antisuicidios conforme al protocolo que se sigue en este tipo de casos.

DECLARACIÓN ANTE EL JUEZ

   Por otro lado, el exdirector del centro y el jefe de estudios del Valdeluz declararán el próximo 10 de marzo en calidad de imputados por un delito de omisión del deber de impedir delitos o de promover su persecución.

   El pasado 14 de febrero, el abogado de los detenidos sostuvo que sus clientes niegan que conocieran los hechos y destacó que en cualquier caso, estarían prescritos.

   Éste delito, recogido por el artículo 450 del Código Penal, fija que "el que, pudiendo hacerlo con su intervención inmediata y sin riesgo propio o ajeno, no impidiere la comisión de un delito que afecte a las personas en su vida, integridad o salud, libertad o libertad sexual, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si el delito fuera contra la vida".

   Además se le impondrá "multa de seis a veinticuatro meses en los demás casos, salvo que al delito no impedido le correspondiera igual o menor pena, en cuyo caso se impondrá la pena inferior en grado a la de aquél".

   "En las mismas penas incurrirá quien, pudiendo hacerlo, no acuda a la autoridad o a sus agentes para que impidan un delito de los previstos en el apartado anterior y de cuya próxima o actual comisión tenga noticia", añade.