Publicado 27/07/2020 18:58CET

La EMVS cita a los inquilinos de Peironcely 10 para elaborar el censo de residentes de cara al realojo

Imagen de Peironcely, 10, la casa fotografiada por Capa.
Imagen de Peironcely, 10, la casa fotografiada por Capa. - AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) ha citado a los inquilinos que residen en Peironcely 10, la casa fotografiada por Capa, para acreditar que residen en la histórica vivienda de cara a su realojo.

Con los datos que aporten, la EMVS elaborará el censo residentes que serán realojados próximamente, ha informado la asociación Salva Peironcely.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó en noviembre de 2018 una proposición que insta al Consistorio a realizar en este inmueble un museo sobre los bombardeos en la Guerra Civil.

Desde el pasado mes de diciembre, la vivienda está incluida en el Catálogo de Elementos Protegidos de Madrid, tal y como solicitó el Consistorio de la capital.

Fue en enero cuando el delegado del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, miembros de la Plataforma Salva Peironcely 10 y la Fundación Anastasio de Gracia, fijaron en una reunión, junto al dueño del inmueble y la concejal socialista Mar Espinar, un calendario de actuaciones.

Fuentes municipales han trasladado a Europa Press que la pandemia obligó a suspender todos los trámites, por lo que el proceso se ha retrasado "forzosamente", aunque el Ayuntamiento había cumplido con todos los plazos previstos.

El documento de expropiación se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 16 de marzo y el periodo de información pública empezaba a contar desde el 17 de marzo. Al estar suspendidos los plazos, ese tiempo no se contó y empezó a computar de nuevo desde el pasado 1 de junio.

Una vez transcurrido el periodo de información pública, Intervención tiene que dar el visto bueno a la retención de crédito por el importe de la expropiación que se acuerde y después se tiene que elevar la aprobación de la relación de bienes y derechos a la Junta de Gobierno.

Para ello hay que citar al dueño al que se va a expropiar para negociar el justiprecio. Paralelamente a estos trámites, los servicios correspondientes visitaron en febrero la casa, para hacer el censo de ocupantes y, ahora han empezado a recabar la documentación necesaria de cada uno para ver las condiciones individuales para los realojos. Es lo que se iba a empezar a hacer tras elaborar el censo, pero no se pudo por la crisis sanitaria y el estado de alarma.