Actualizado 22/06/2009 16:32

Gómez, dispuesto a reunirse con Gordo, pide a IU que cancele su "acuerdo económico" con el PP en Caja Madrid

Dice que un acuerdo global en la entidad requeriría cambios en la Ley de Cajas para disminuir el poder político

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, se mostró hoy dispuesto a reunirse con el coordinador general de IU-Comunidad de Madrid, Gregorio Gordo, para hablar de Caja Madrid, tal y como éste le ha solicitado a través de una carta, pero, eso sí, le pidió que "cancele el acuerdo económico" alcanzado en la entidad con el Partido Popular para los próximos seis años.

Gómez, que dijo estar "encantado" de que IU se dé cuenta ahora de que el "adversario no es el PSOE", deseó que la formación de izquierdas "reconsidere la pinza" que ha llevado a cabo en Caja Madrid con el PP, porque el pacto "no es un acuerdo político, es puramente económico". Así, dio la bienvenida a la próxima reunión con Gordo pues, en su opinión, las fuerzas progresistas deben coincidir en que Aguirre deteriora la sanidad, la educación, los servicios públicos, etc. e Izquierda Unida debe "salir de ese error gravísimo (en la entidad), que perjudica a los madrileños".

El líder socialista abogó nuevamente por un "gran acuerdo" en el que estén todos, "también los agentes sociales, CCOO y UGT", y en el que "se aborden las prioridades de los ciudadanos y haya menos injerencia política". Para ello, dijo, sería preciso "modificar algunas cuestiones de la Ley", pues "no es razonable que todo lo decida el presidente de la Comunidad" y deben establecerse "criterios técnicos de eficiencia financiera" y "mejores objetivos relanzamiento economía madrileña". "No es una ley que nos parece razonable", opinó.

"Es malo para Caja Madrid que haya tanta intervención, que haya la injerencia de un gobierno autonómico. No es razonable que Esperanza Aguirre ofrezca puestos en Caja Madrid, porque Caja Madrid no es de Esperanza Aguirre ni del Gobierno, es de los madrileños. Nadie es quién para repartir puestos, para repartir la tajada, utilícese Caja Madrid para luchar contra la crisis", reclamó.

En este sentido, Gómez criticó la Ley de Cajas autonómica aprobada la semana pasada, puesto que, a su juicio, "el presidente de Caja Madrid no puede depender de la decisión arbitraria del presidente de turno". Este tipo de cargos, dijo, deben tener un perfil técnico-financiero.

Asimismo, Gómez explicó de nuevo la posición mantenida por el PSM respecto a la Ley de Cajas, desde su primer examen parlamentario en noviembre pasado. "Siempre hemos defendido la estabilidad, eficacia y eficiencia. Nos abstuvimos en la Ley de Medidas, donde, aprovechando una posición política de responsabilidad frente a la crisis, Esperanza Aguirre metió eso y el Canal Isabel II. Aprovechó la lealtad del PSOE", reiteró.

Después, la ley fue recurrida por el Gobierno. "Por cierto, es la primera vez que vemos a Aguirre dar un paso atrás. El Gobierno puso recursos contra determinados artículos por presunta inconstitucionalidad", recordó, pero con todo lo sucedido se ha visto la "voluntad de control y del poder económico" de la presidenta.

"A día de hoy no conozco los objetivos de Esperanza Aguirre para los madrileños en Caja Madrid, su proyecto de caja de ahorros, sólo sé que quiere poner al presidente, repartirse el poder, en este caso, con Izquierda Unida", indicó.