Una juez concluye la investigación contra el alcalde de Alcalá por indicios "racionales" de prevaricación

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios
AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE HENARES - Archivo
Actualizado 16/10/2018 12:04:50 CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá de Henares ha concluido la investigación que dirigía contra el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios (PSOE), al hallar indicios "racionales" de la comisión de un delito de prevaricación administrativa, imputación que sustenta en las diligencias practicadas en la instrucción.

Así consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press y ha adelantado el diario 'ABC', en el que la juez Teresa de la Concepción Costa Vayá transforma "las diligencias en procedimiento abreviado", lo que supone el fin de la instrucción y el inicio de la fase intermedia para que los hechos lleguen a juicio. El siguiente paso será que las partes personadas en el proceso presenten sus escritos de acusación, entre ellos el fiscal.

El portavoz del PP en Alcalá, Víctor Chacón, presentó una querella contra el alcalde a raíz de la celebración de un pleno de presupuestos que se convocó por la vía de urgencia el 10 de junio de 2016. Al Pleno no pudieron asistir ni él ni otro edil del Grupo del PP en el Consistorio porque se encontraban en el extranjero por su luna de miel.

Se lo comunicó al alcalde y, sin embargo, se celebró, a su entender, con el "único objetivo de impedir la presencia e intervención en el pleno" de los dos concejales del PP --el otro edil estaba fuera por motivos de trabajo--. El caso fue archivado, pero la Audiencia de Madrid admitió el recurso presentado por el portavoz del PP.

La juez explica que su auto supone "la conclusión del instructor, de que se ponga fin a la fase investigadora, tras practicarse todas aquellas diligencias encaminadas a determinar la naturaleza y circunstancias del hecho", ya que existe "el material suficiente
para que el Ministerio Fiscal y, en su caso, la acusación particular, puedan formular sus respectivas acusaciones".

Concluye que es así porque existen "indicios racionales, objetivos, y fundados de infracción criminal; sin que para ello sea necesario la práctica de nuevas diligencias, al margen de las facultades que a las partes acusadoras les otorga el artículo 780 de la LECR; y que con tal Auto se proceda a la apertura de la denominada fase intermedia, o de "preparación del juicio oral".

La resolución señala que de las diligencias practicadas se infiere que el 9 de junio de 2016, el alcalde "convoco Sesión Extraordinaria y Urgente del Pleno Municipal para el inmediato día siguiente, viernes 10 de junio a las 10.00 horas, con el fin de aprobar los presupuestos municipales del ejercicio en curso, y con la intención de impedir, de esa forma, la presencia y actuación en el referido acto plenario de dos concejales del grupo político municipal Partido Popular".

Y señala que "del delito aparece como responsable presunto, Javier Rodríguez Palacios, en su condición de alcalde de la localidad de Alcalá de Henares basándose la imputación en los indicios resultantes de las diligencias practicadas".

PLENO CON NORMALIDAD

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ya explicó que el pleno se celebró con normalidad y que los motivos de la convocatoria fueron esgrimidos en la misma sesión: "Se convocó para el 10 de junio de 2016, tres días antes del comienzo de la campaña electoral de las elecciones generales de junio de 2016, con el objetivo de no interferir en la misma".

Asimismo, recordó que el Ayuntamiento tenía Presupuestos prorrogados desde hacía más de tres años, "lo que evidenciaba la urgencia de aprobar unos nuevos Presupuestos para generar inversión, acción social, empleo, y hacer frente a las numerosas y cuantiosas obligaciones de este Ayuntamiento con proveedores".

Explicaron que en el Pleno no estuvieron presentes Víctor Chacón y Emma Castelló porque, en el caso del primero, "alegó estar en su luna de miel" y en el caso de la segunda concejala del PP, "en un viaje académico".

En este sentido, el equipo de Gobierno consideraba que la aprobación de unos Presupuestos "no se puede paralizar por los planes privados de dos concejales de la Corporación Municipal".