Actualizado 11/02/2015 18:39:38 +00:00 CET

Marchas de la Dignidad se querellan contra Cifuentes y mandos policiales por "reventar el 22M y generar los altercados"

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Varias organizaciones que componen las Marchas por la Dignidad presentarán el viernes una querella criminal ante los Juzgados de Plaza de Castilla contra la delegada del Gobierno en Madrid y los jefes policiales responsables del operativo del 22 de marzo de 2014, que acabó con disturbios y decenas de heridos entre manifestantes y agentes.

Entre ellos, figura el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; el jefe superior de Policía Nacional en Madrid, Alfonso José Fernández Díez; el comisario de Seguridad Ciudadana de Madrid, Andrés Garrido; el jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP), José Miguel Ruiz Iguzquiza; el comisario general de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona; el jefe de la Brigada Provincial de Información de Madrid, Germán Rodríguez Castiñeira; el inspector jefe de las UIP, Francisco González Pescador; y los jefes de los grupos Puma de las antidisturbios que actuaron ese día en Madrid.

En la querella, que presentarán el día 13 a las 11 horas en los Juzgados de Plaza de Castilla, se les acusarán de delitos lesiones, coacciones, amenazas, atentado contra el derecho de manifestación, falsedad documental y prevaricación.

El pasado 22 de marzo las Marchas de la Dignidad, procedentes de varios lugares de España, llegaron a Madrid para manifestarse bajo el lema 'Pan, trabajo y techo'. La protesta discurrió pacíficamente hasta que en un momento dado un grupo empezó a provocar incidentes, lo que generó una fuerte respuesta policial.

Los disturbios dejaron en el centro de la capital un centenar de heridos, la mayoría leves, entre los que se encontraban 67 de ellos policías (47 nacionales y 20 municipales) y 34 manifestantes. Hubo una treintena de detenciones, tres de ellos menores de edad.

"FUE UN MONTAJE"

Los querellantes consideran que su objetivo es "exigir las responsabilidades pertinentes por la vulneración de los derechos y por los abusos cometidos". Y es que las Marchas de la Dignidad entienden que los disturbios fueron provocados por "infiltrados policiales orquestados por los mandos policiales".

En este sentido, las mismas fuentes han señalado a Europa Press que presentarán ante el juez vídeos y fotos que supuestamente probarían que fue "un montaje para relacionarles con la violencia". De hecho, han tardado casi un año en presentar la querella para recavar las pruebas.

Además, desde las Marchas han señalado que hubo "fallos y deficiencias" en el operativo policial diseñado para ese día. "Los mismos agentes así lo dijeron e incluso crearon un sindicatos de antidisturbios para denunciarlo, pero finalmente no lo hicieron", han añadido las mismas fuentes.

La querella está firmada por particulares y por colectivos y asociaciones, partidos y sindicatos, entre los que destaca IU, CUP, CGT, CNT, SAT, la Intersindical Valenciana, la Central Unitaria gallega de Trabajadores (CUT).

Para leer más