Publicado 30/01/2015 14:27CET

La Oficina Antidesahucios del PSM se marca como reto "salvar" todos los casos posibles de afectados por lanzamientos

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La oficina del PSM para asesorar jurídicamente y de forma gratuita a ciudadanos afectados por los desahucios ha arrancado con la pretensión de "salvar" todos los casos posibles en los que hay un lanzamiento programado, una iniciativa que ha sido bien acogida por colectivos de afectados de ventas de viviendas a 'fondos buitre'.

Lucas Fernández, uno de los letrados del PSM que presta servicio a los afectados que contactan con la oficina, ha explicado que la oficina está conformada por una serie de abogados militantes del partido que atienden voluntariamente a las personas que así lo requieran, de cara a evitar su lanzamiento.

Fernández ha dicho que con esta iniciativa quieren "encauzar" la protesta vecinal y política con una "formación jurídica" ante los casos de lanzamientos de viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) o el Instituto de Vivienda de Madrid (Ivima) a los denominados fondos buitre.

El letrado ha indicado que actualmente le ocupan una serie de demandas civiles y que hay que trabajar "caso por caso" para "salvar" todas las situaciones de desahucios posible. Actualmente, según ha relatado, aborda una quincena de casos.

Mientras, la presidenta de la Asociación de afectados por la venta de vivienda pública de la EMVS, Arancha Mejías, ha afirmado que ve bien esta iniciativa comprometida por los candidatos del PSM a la Comunidad y el Ayuntamiento, Tomás Gómez y Antonio Miguel Carmona respectivamente.

Lo importante, a juicio de Mejías, es "impedir" que las familias se queden sin hogar y ha manifestado sentirse "vendida" por el Ayuntamiento de Madrid, al traspasar su vivienda a un fondo buitre, que "vienen a hacer negocio y en eso están".

Ha aseverado que como colectivo vecinal va a hacer "todo lo posible" para que las situaciones de desahucio se reviertan y que iniciativas como la emprendida por el PSM son un apoyo más para tratar que la gente "no pierda sus hogares".