Publicado 23/11/2020 18:22CET

La pandemia no ha frenado la actividad de trasplantes en Madrid, sin que se haya dado ninguna transmisión de Covid-19

Nota De Prensa Y Fotografías: La Comunidad Ha Mantenido La Actividad De Trasplantes, Incluso Durante Los Momentos Más Complejos De La Pandemia Por Covid 19
Nota De Prensa Y Fotografías: La Comunidad Ha Mantenido La Actividad De Trasplantes, Incluso Durante Los Momentos Más Complejos De La Pandemia Por Covid 19 - COMUNIDAD DE MADRID

La Comunidad ha sido la segunda región "más transplantadora" desde el inicio del estado de alarma

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha sido la segunda comunidad autónoma "más trasplantadora" desde el inicio del estado de alarma y hasta el proceso de desescalada, "manteniendo la actividad de trasplantes incluso durante los momentos más complejos de la pandemia producida por el coronavirus", según ha indicado el Gobierno regional en un comunicado.

A través de la Oficina Regional de Coordinación de Trasplantes, la Comunidad de Madrid es la encargada de organizar el trigésimo quinto Congreso Nacional de Coordinadores de Trasplantes, que por primera vez y debido a las restricciones de aforos y movimientos por el coronavirus, se realiza de forma telemática.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz-Escudero, ha participado este martes en la inauguración, donde ha destacado "el importante papel de todos y cada uno de los profesionales, tanto sanitarios, como no sanitarios, que participan en todo el proceso que implica el trasplante de órganos".

Los trasplantes realizados durante los momentos más complejos se han hecho, como siempre en estos casos, siguiendo los criterios de riesgo beneficio, y tras un estudio completo de los donantes.

La Oficina Regional de Coordinación de Trasplantes realizó un protocolo específico con las necesidades "a más" de pruebas a realizar para evitar los posibles contagios de Covid-19 en los procesos de trasplante de órganos.

En base a este protocolo, se estableció un grupo de trabajo por parte de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en el que participaron cuatro oficinas regionales de coordinación de trasplantes, entre ellas la Comunidad de Madrid, y que fijó los criterios de inclusión y exclusión para evitar la transmisión del SARS Cov2 entre donante y receptor.

ENCUESTA EPIDEMIOLÓGICA

La Oficina Regional de Trasplantes de la Comunidad de Madrid, debido a la severidad de la afectación por la pandemia, además completó este protocolo con una encuesta epidemiológica a la donación, dos PCR, una en vía aérea superior y otra inferior en las 72 horas previas a la donación, y la realización de un scanner o radiología de alta resolución, al menos en los trasplantes de pulmón, corazón e intestino, de manera que adoptó un plan de contingencia específico con el objetivo de mantener la bioseguridad.

Estas medidas han permitido que, en ninguno de los trasplantes realizados, siendo la Comunidad de Madrid una de las más afectadas, se haya producido ninguna transmisión de Covid-19 entre donante y receptor desde el inicio de la pandemia, pese a que la Comunidad de Madrid se ha mantenido entre las regiones más activas por número de trasplantes realizados.

Desde el inicio de la pandemia la actividad de donación y trasplante ha disminuido comparativamente respecto a cualquier período del año anterior, incluso algunas comunidades llegaron a parar, o casi parar sus programas de trasplante, mientras Madrid los mantenía para atender a los pacientes más graves en lista de espera, estando entre las primeras por actividad global, tal y como ha indicado el Gobierno regional.

INICIO DEL AÑO CON INCREMENTO DE TRASPLANTES

Del 1 de enero al 13 de marzo de 2020 (considerada como fecha de inicio de la pandemia), la Comunidad de Madrid mantenía una tendencia al alza del número de trasplantes, con 197 casos entre los tipos renal, hepático, cardíaco, pulmonar, pancreático e intestinal, cifra "considerablemente mayor" que en el mismo período de 2019, con 186 trasplantes, y muy superior a la registrada en 2016, con 132 casos, lo que indica un incremento del 49 por ciento en ese período en 2020 respecto de 2016.

Desde el inicio de la pandemia, la actividad de donación y trasplante ha disminuido comparativamente respecto a cualquier período del año anterior, si bien los protocolos y plan de contingencia establecido permitieron que los hospitales con programa de trasplante pudieran mantener las recomendaciones y continuar con la actividad lo más próxima a la normalidad.

Se han minimizado los desplazamientos de equipos para evitar la posible transmisión del virus, y las extracciones han sido realizadas por equipos de los hospitales en los que se producía la donación. Además, se ha mantenido el trasplante de tejidos dentro de las posibilidades, siendo el hospital Clínico San Carlos el centro de referencia para mantener esta actividad.

Según ha ido evolucionando la pandemia y se han implantado circuitos seguros y el plan de contingencia específica en trasplantes, gracias al esfuerzo del personal sanitario que trabaja en estos programas, de manera progresiva y según avanzan los meses, la actividad trasplantadora se va normalizando en la Comunidad de Madrid.

DONACIÓN DE MÉDULA ÓSEA

La actividad de donación de médula ósea durante los meses de mayo, junio y julio de 2020 han superado la de esos mismos meses en el año 2019.

De hecho, la cifra total de donaciones de médula ósea en la Comunidad de Madrid desde el 1 de enero al 1 de septiembre de 2020 se ha reducido tan sólo en un 5 por ciento respecto al año anterior.

Además, médicos del Hospital Universitario La Paz, a través de una técnica innovadora, coordinada desde las oficinas Regional y nacional de trasplantes, han llevado a cabo el primer trasplante multivisceral y de progenitores hematopoyéticos en el mundo, a un menor de 15 años que padece displasia epitelial intestinal.

El paciente había recibido dos trasplantes anteriormente, con rechazo, y con este nuevo trasplante multivisceral de estómago, intestino delgado y grueso, páncreas e hígado y de médula para sustituirle precursores hematopoyéticos sanos (médula ósea), se redujo el riesgo de rechazo y se consiguió un caso de éxito, pionero en el mundo.

Para leer más