Pedalibre cree que el nuevo soporte de bicis en los autobuses es positivo pero se debe extender a más líneas

Actualizado 22/09/2008 20:03:41 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La asociación Pedalibre-ConBici aseguró hoy que el nuevo dispositivo que la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha instalado en los autobuses de la línea 33 (Príncipe Pío-Casa de Campo) es una medida muy positiva pero consideran que es necesario que se lleve a más líneas, puesto que el número de bicis permitidas en cada vehículo es de dos, y seguramente haya más demanda.

El portavoz de esta organización, Juan Merallo, señaló que se trata de "un avance más en cuanto a la posibilidad de las bicicletas en el ámbito urbano", aunque "que no se quede solamente ahí, que crezca, y que se lleve a más líneas", sobre todo, en lugares con cuestas. "Hay gente que tiene ese hito, que si hay cuestas, ya no pueda subirlas", matizó.

Además, señaló que es doblemente positivo porque "por primera vez Madrid es pionera en algo dentro de Europa, que es llevar las bicicletas en el autobús", apuntó, al tiempo que subrayó que a pesar de que en Norteamérica es una práctica muy común, en Europa hay una normativa "un poco restrictiva" que hace que sea más difícil llevar a cabo esta iniciativa.

No obstante, destacó que la EMT ha encontrado la manera de hacerlo, aunque el máximo de bicis para portar en el nuevo soporte sea de dos. "Es un problema con la normativa, con el tema de los anchos, por lo que por ahí no se puede tirar más", agregó Merallo, al tiempo que indicó que este problema se puede solventar si llevan el nuevo soporte a más líneas y "si en un autobús no te puedes montar, coges el siguiente".

"Se trata sobre todo de una medida para ir animando a la gente, una vez que les anima y se les quita la idea de que no pueden subir las cuestas, ya se puede ir adelantando", aseguró el portavoz, quien añadió que esta medida debe ir acompañada a las ya incorporadas en Plan Director de Movilidad Ciclista, que lo ven "un poco parado". "Se aprobó el plan pero no vemos más allá de la creación de la infraestructura, que sí sabemos que se ha licitado y se ha puesto en marcha, pero no hay mucho movimiento", indicó.

Asimismo, destacó como punto interesante el hecho de que se puedaaplicar a líneas que pasen por las calles que aparentemente son más peligrosas para los ciclistas porque los vehículos rodados van más rápidos. "La gente que no tiene experiencia podrá coger el autobús para hacer estos tramos", explicó. Además, señaló que es favorable "la intermodalidad de los medios de transporte" y que el hecho de que se pueda salir desde la puerta de casa y llegar a la del trabajo con la bici y la ayuda del bus, es lo que hace a este medio de transporte no contaminante "más competitivo con respecto al coche".

Por otro lado, Merallo señaló que el nuevo mecanismo se irá haciendo cada vez más confortable para el usuario con la práctica. De hecho, la primera sensación que ha tenido al conocer el soporte es que se requiere de alguien que lo explique pero "luego es muy fácil y sencillo".

De momento, personal del Servicio de Atención Móvil (SAM), los conocidos como los "chaquetas verdes", estarán en las paradas ofreciendo información. No obstante, la asociación ha pedido que se coloque en la parte trasera exterior del autobús un anagrama informativo o croquis para las ocasiones en las que no haya nadie que pueda orientar sobre el manejo del dispositivo y la sujeción con arneses.