El plan para las Cocheras de Cuatro Caminos vuelve a pasar por Junta tras la subsanación del error detectado

Cocheras de Cuatro Caminos
CEDIDA - Archivo
Publicado 17/01/2019 13:14:54CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno de Madrid, presidida por la alcaldesa, Manuela Carmena, ha vuelto a aprobar el plan parcial para las Cocheras de Cuatro Caminos, en el distrito de Chamberí, tras la subsanación del error detectado, ha confirmado este jueves la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, en rueda de prensa.

Se trataba de un defecto de forma encontrado en la tramitación elaborada por el PP en su momento para la incorporación de edificabilidad residencial sobre las Cocheras de Cuatro Caminos, detallaba semanas atrás el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

En concreto, el defecto de forma pasaba por que no se publicaron las fichas, con carácter normativo, cuando "existe la obligación legal de publicarlas y si no la modificación del plan se podría declara ineficaz", explicaba el titular de Desarrollo Urbano Sostenible.

PLAN APROBADO EN JUNIO

El plan parcial aprobado por la Junta de Gobierno el pasado junio es un documento que establece las condiciones para garantizar la máxima permeabilidad peatonal, para lo que se adecuarán las rasantes de la futura zona verde y de las calles que la delimitan.

Se establece como elementos a proteger la embocadura del túnel, los restos de fachada de la casa Tuduri a la calle Esquilache y el cerramiento lateral de la nave-cochera a la calle Esquilache. También se estudiará la posibilidad de trasladar la estructura de cubierta de las actuales cocheras a un emplazamiento adecuado para su conservación.

El plan parcial ha sido promovido por Residencial Metropolitan S. Coop. Mad. El documento urbanístico cumple con las determinaciones impuestas por el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid al incorporar modificaciones respecto de la propuesta presentada anteriormente por la entidad.

Recoge como condiciones vinculantes las alturas máximas de las 6 edificaciones previstas, que serán de entre 5 y 8 como máximo, a excepción de la torre prevista, que podrá alcanzar hasta 31 plantas. Para este edificio, la comisión establece como prescripción que, a fin de que sea más esbelta la edificación en altura, se reduzca la volumetría de la torre prevista.

El Plan ahora revocado establece la protección de los elementos con valor patrimonial, uno de los compromisos que adquirió el Ayuntamiento para dar luz verde al proyecto. Aunque dentro del ámbito no existe ningún edificio catalogado, se ha tenido en cuenta la protección de tres elementos concretos existentes en la parcela.