La Policía logra detener a tres grafiteros que pararon anoche un tren de Metro en Núñez de Balboa

Nuevo vagón de Metro con grafitis
CEDIDA
Actualizado 13/11/2018 10:20:37 CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tres grafiteros han sido detenidos este martes tras pintar un tren de Metro de Madrid en la estación de Núñez de Balboa y detener el vehículo accionando el dispositivo de alarma, según han informado a Europa Press fuentes sindicales y han confirmado desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid y el propio suburbano.

   En concreto, los tres detenidos de esta noche son extranjeros. Fuentes policiales han explicado a Europa Press que dos de ellos son alemanes, uno nacido en 1971 y otro en 1985. El tercer detenido procede de los Países Bajos y es del año 1982. Están acusados de daños y desórdenes públicos.

   Se trata de un nuevo acto vandálico protagonizado por grafiteros y que se suma a la cadena de asaltos que han acometido desde la pasada noche de Halloween, el 31 de octubre. No fue el único de la jornada, dado que antes, a las 23 horas, también pintaron un tren en el andén 2 de la estación de Tribunal en la línea 1.

   Respecto al suceso de Nuñez de Balboa, los grafiteros accedieron al tren sobre medianoche y lograron parar la unidad con la 'seta' de la cabina de cola (donde no estaba el conductor). En su acción, pintaron 40 metros cuadrados del convoy.

   En Tribunal, también usaron el tirador de alarma para acometer un grafiti con una superficie de 10 metros cuadrados.

   Las tres detenciones se unen al arresto practicado el viernes día 1 de noviembre en la estación de Las Rosas, el acto vandálico más importante acometido hasta ahora cuando un grupo de más de 40 grafiteros accedieron a las instalaciones de Metro y se enfrentaron a la Policía Nacional.

   Un joven de 20 años y origen pakistaní fue detenido entonces y dos agentes de Policía resultaron intoxicados por pintura de spray. El grupo lanzó botes de pintura y rociaron de spray a los agentes. En total, se requisaron 250 botes de spray.

   Precisamente este miércoles Delegación de Gobierno y Comunidad de Madrid se reúnen para analizar la situación de la seguridad en el suburbano tras la sucesión de asaltos de grafiteros. Los sindicatos en la compañía han reclamado un aumento de la seguridad privada en las instalaciones.