PSOE dice que el nuevo Plan de Vivienda "llega con siete meses de retraso y no incluye medios de financiación"

Actualizado 30/07/2009 20:38:32 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio en la Asamblea de Madrid, Antonio Fernández Gordillo, denunció hoy que el nuevo Plan de Vivienda 2009-2012 aprobado hoy por el Gobierno regional "llega con siete meses de retraso y no incluye ni objetivos, ni medios de financiación ni nuevas fórmulas que faciliten el acceso a una vivienda".

Gordillo sostiene que lo que se ha aprobado "no es ningún plan", sino el reglamento que regula el régimen de las viviendas protegidas en la Comunidad de Madrid, y que sustituye al aprobado por Decreto 11/2005, de 27 de enero, "liberalizando de manera irracional" el régimen de protección de las viviendas con protección pública.

Lo que más le preocupa a los socialistas es que a partir de ahora "no existirán más ayudas" que las que se regulan en el Plan Estatal de Vivienda, que da la casualidad de que ha sido recurrido por el Gobierno Regional ante el Tribunal Constitucional por supuesta invasión de competencias.

Asimismo, Gordillo "echa de menos" que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no haya citado que prometieron 79.000 viviendas de alquiler con opción a compra para el periodo 2005-2008 y ampliarlas hasta 150.000 en esta legislatura.

POLÍTICAS DE VIVIENDA COMO INSTRUMENTO ANTICRISIS

Fernández Gordillo aseguró que la consejera de Vivienda, Ana Isabel Mariño, está "obsesionada por hacer desaparecer la vivienda protegida, y se sigue remontando a leyes de comienzos del siglo pasado, olvidándose de que en época de crisis, siempre la vivienda protegida ha sido un instrumento anticíclico".

A su juicio, el Plan presentado hoy "está concebido bajo el mismo prisma que tenían las medidas anteriores, incluso empeorándolo al suprimir las ayudas existentes" y, según el socialista, "difícilmente va a impulsar el empleo y la actividad en el sector inmobiliario".

"La prueba es que los últimos datos del paro registrado demuestran que el sector de la construcción registró un incremento del 96,13 por ciento respecto al año anterior, hasta alcanzar los 74.406 desempleados en junio pasado", apuntó.

Por último, el parlamentario criticó que "en ningún momento", el nuevo plan indica cuántas viviendas protegidas producirá Madrid en los próximos cuatro años, quizá para "esconder el fracaso de sus propias políticas de vivienda", concluyó.