Actualizado 04/09/2012 17:04 CET

Sindicatos instan al Gobierno a convocar un referéndum para refrendar sus políticas o convocar elecciones anticipadas

Cumbre Social
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO. Madrid, Javier López, ha instado este martes al Gobierno a "convocar un referéndum para refrendar sus políticas" y ha señalado que si no lo hace debe "dimitir y convocar elecciones anticipadas ya".

En el mismo sentido se han posicionado las organizaciones y sindicatos que forman la 'Cumbre Social' que, en una reunión celebrada en la sede de UGT a la que han acudido 17 organizaciones, ha decidido formalizar la convocatoria para la gran marcha sobre Madrid del 15 de septiembre. Con ella se pretende que el Gobierno convoque un referéndum en el que se vean "rechazadas o legitimadas unas medidas" que "incumplen su programa electoral".

López ha resaltado que el Gobierno debería comprender que "es la hora de negociar, es la hora de sentarse" con los ciudadanos "a los que les debe el haber ganado las elecciones" y a los que está sometiendo "a unos recortes sociales intolerables" con unas "políticas que lo único que consiguen es desactivar la actividad económica".

Por otro lado, el secretario general de UGT de Madrid, José Ricardo Martínez, ha señalado que las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy tienen "la virtud de haber unido a toda la sociedad contra ellas" y ha considerado que ahora todos los españoles están convencidos de que Mariano Rajoy está utilizando la crisis para "aplicar políticas neoliberales y destrozar el Estado de Bienestar con el objetivo de regalárselo como negocio a quien piensa como él".

En este sentido, ha insistido en que "la educación, la sanidad, las políticas sociales no se debe hacer negocio" y ha acusado al Gobierno "de por sí oscuro" de hacer "maniobras en la oscuridad".

Asimismo, el secretario de Organización de Unión Sindical Obrera (USO), Javier Blanco, ha resaltado que se está produciendo "un quebranto social sin precedentes" y ha señalado que "el sacrificio no lo pueden hacer solo los trabajadores".

En este sentido, ha concretado que "los salarios han caído un 3,9 por ciento mientras que los beneficios de las empresas han aumentado un 3,4 por ciento", por lo que "deben ser las empresas con estos beneficios las que contribuyan".

Además, el portavoz de CSI-F Madrid, Javier Pérez-Castilla, ha considerado que las medidas que está aplicando el Gobierno regional y el Estado suponen "no solo una merma de las condiciones laborales de los funcionarios" a los que considera "la columna vertebral del estado", sino que "inciden en el servicio que se presta a la sociedad".

MÉDICOS, ARQUITECTOS Y PROFESORES SE SUMAN A LA GRAN MARCHA

El secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS), Julián Ezquerra, ha señalado que el colectivo médico se suma a la iniciativa de la gran marcha con el objetivo de defender "desde el punto de vista profesional, y en defensa de un servicio de calidad, el derecho a la salud universal y gratuita para todos".

Además, ha resaltado que la movilización se produce con el objetivo de que "se deje gestionar a los médicos aquello que conocen" y ha apuntado que "no se entiende que un político venga a gestionar aquello que no conoce y que es especifico de la medicina y de la sanidad".

En este sentido, ha resaltado que, en vez de "bajar las retribuciones y mermar las condiciones laborales de los profesionales" debería prestarse atención a "muchas bolsas de ineficiencias que los médicos son capaces de detectar y gestionar".

Además, el portavoz del sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid (STEM), Alberto Carrillo, ha agregado que "la enseñanza ha sufrido ataques de la Administración central y autonómica", como una "subida de tasas abusiva", que afecta a la formación profesional, a la enseñanza de régimen especial y a las guarderías.

Por último, la secretaria general del sindicato de Arquitectos, Alexia Maniega, ha señalado que este colectivo se suma a la convocatoria porque "la respuesta tiene que ser unitaria desde toda la sociedad" y los sindicatos deben "compartir su información y capacidad de convocatoria para dar una respuesta contundente contra los ataques".