El grupo BMW recorta su beneficio un 8,7% hasta septiembre

Foto recurso BMW
BMW - Archivo
Actualizado 07/11/2018 17:51:11 CET

MUNICH (ALEMANIA), 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El beneficio neto del grupo BMW hasta septiembre se situó en 5.788 millones de euros, lo que se traduce en una caída del 8,7% en comparación con los 6.337 millones que ganó en el mismo periodo del ejercicio precedente, según datos publicados por la compañía.

La facturación de la corporación alemana también cayó un 1,2% entre enero y septiembre, hasta 72.460 millones de euros, mientras que su beneficio operativo descendió un 11,2%, hasta 7.224 millones.

El fabricante alemán explicó que sus resultados se vieron afectados por mayores gastos a causa de la introducción del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLPT, que provocó problemas de suministro, y por los ajustes del mercado, así como por la guerra comercial que mantienen Estados Unidos (EE.UU.) y China.

Además, el grupo BMW reservó 679 millones en el tercer trimestre para posibles costes relacionados con reclamaciones de llamadas a revisión de vehículos.

El consorcio automovilístico matriculó 1,8 millones de vehículos en todo el mundo durante los tres primeros trimestres del año de las marcas BMW, Mini y Rolls-Royce, lo que supone un incremento del 1,3% respecto al mismo periodo de 2017, incluidas 328,800 unidades de la 'joint venture' BMW Brilliance Automotive.

El grupo bávaro incrementó un 11,3% su gasto en I+D hasta septiembre frente al mismo periodo del ejercicio previo, hasta 3.881 millones de euros, debido a la continua ofensiva de producto, a la electrificación de los vehículos y al desarrollo de la conducción autónoma.

BMW invertirá también 1.000 millones de euros en la construcción de una nueva fábrica en Hungría, cerca de Debrecen, con una capacidad de producción de 150.000 vehículos anuales y que empleará a 1.000 personas.

A 30 de septiembre, la multinacional contaba con una plantilla formada por 133.475 empleados, un 2,7% más que en los primeros nueve meses del ejercicio previo.

DIVISIONES

La división de automóviles de la multinacional alemana contabilizó un beneficio operativo 4.730 millones de euros, un 19,5% menos que en los nueve primeros meses del año pasado, con un margen operativo del 7,6%, 1,8 puntos porcentuales menos.

Por su parte, la de motocicletas registró unas ganancias operativas de 205 millones de euros, un 27% menos, y obutvo un margen operativo del 12,5%, 2,9 puntos porcentuales menos.

Por su parte, la compañía obtuvo un beneficio operativo de 1.714 millones de euros por servicios financieros, un 4,4% menos y 2 millones a través de otras entidades, al igual que el curso pasado.

PREVISIONES

De cara al ejercicio completo, BMW rebajó el pasado mes de septiembre sus previsiones de beneficio operativo antes de impuestos (Ebit), que descenderá "moderadamente", debido, entre otros factores, a la implementación del WLTP.

El consorcio automovilístico también bávaro redujo su pronóstico de margen operativo sobre ventas en el segmento de la automoción, que pasa a ser del 7%, cuando antes estaba en una horquilla del 8% al 10%, y su previsión de ingresos en este sector, que también serán "ligeramente" inferiores.

El fabricante también rebajará su volumen de producción para centrarse en conseguir beneficios por la calidad de sus productos para enfrentarse a este escenario de mayor competitividad.

Otra de las razones para reducir sus previsiones es también el aumento de sus provisiones en la línea con el resto del sector de la automoción, así como el continuado conflicto comercial, que está distorsionando la demanda "más de lo anticipado" y generando presión en los precios en distintos mercados.

La inversión de 1.000 millones en movilidad de futuro, y el aumento de sus pérdidas por los cambios de divisas, que estiman que sean más de 500 millones de euros superiores a las de 2017, son otras de las circunstancias esgrimidas.

BMW ha aclarado que en estas previsiones no está incluido el posible efecto positivo que pudiera tener una aprobación regulatoria o el cierre de su 'joint venture' de servicios de movilidad.

Desde el 1 de enero de 2018, el grupo alemán aplica las normas IFRS 9 (Instrumentos Financieros) e IFRS 15 (Ingresos por actividades ordinarias provenientes de contratos finalizados con clientes).

Contador