Publicado 13/07/2021 12:00CET

Los fabricantes de automóviles en España reducen su facturación un 13% en 2020, hasta 60.000 millones

Archivo - Planta automovilística.
Archivo - Planta automovilística. - RENAULT - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los fabricantes de automóviles instalados en España contabilizaron un volumen de facturación de 59.987 millones de euros en 2020, lo que supone una reducción del 12,8% en comparación con el ejercicio anterior, según recoge el Informe Anual 2020 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Dicho documento, presentado este martes, señala que esta bajada vino asociada a una caída del 78,8% del resultado neto de los fabricantes y empresas asociadas a Anfac, con un total de 189,8 millones de euros.

Tal como han señalado desde la asociación, estas cifras se explican por las condiciones de mercado motivadas por la pandemia del coronavirus, que provocó el cierre temporal durante semanas de la actividad comercial y de la producción para evitar una expansión mayor de los contagios.

Así, durante el 2020, las marcas automovilísticas en España realizaron una inversión de en torno a 1.930 millones de euros, en la media de los últimos cinco años, aunque un 31% menos que en el ejercicio precedente.

"Estos datos son reflejo del durísimo impacto de la crisis del coronavirus sobre la industria automovilística. El cierre de toda la cadena de valor durante prácticamente dos meses se ha visto reflejado en las caídas de ventas y de producción históricas", ha subrayado el director general de Anfac, José López-Tafall.

MÁS DE 25.000 MILLONES DE RECAUDACIÓN FISCAL

Por su parte, los datos de Anfac señalan que las arcas públicas ingresaron 25.645 millones de euros durante 2020 en concepto de tasas e impuestos vinculados con el sector del automóvil, un 16,8% menos en comparación con los 30.808 millones de euros de 2019.

El cierre en negativo del mercado de automóviles condicionado por la crisis del Covid-19 se reflejó especialmente en una caída del 26,8% en la recaudación del IVA (3.570 millones), grueso principal de la recaudación por adquisición de vehículos nuevos, así como en la recaudación en el consumo de carburantes, que cayó un 16,4% (17.945 millones de euros).

Asimismo, los ingresos públicos por la adquisición de vehículos recaudó un total de 3.882 millones de euros, un 28,4% menos, incluyendo los 3.570 millones de IVA y 312 millones del impuesto de matriculación, un 42,4% menos.

Por su parte, el impuesto de circulación recaudó 2.969 millones de euros, un 1,5% más, mientras que las administraciones obtuvieron 513 millones (-11,8%) por la transferencia de vehículos usados, y la tasa por cambio de titularidad alcanzó los 168 millones, un 14,3% menos.

MOVILIDAD ELÉCTRICA

Respecto al capítulo dedicado exclusivamente a la Electromovilidad, España cerró el año en las últimas posiciones de Europa en el indicador global del Barómetro de la electromovilidad elaborado por Anfac, con apenas una mejora en su valoración de dos puntos respecto a 2019, con 18,6 puntos sobre 100, mientras que la media del continente fue de 40 puntos.

"Los objetivos son ambiciosos, porque el reto de la descarbonización y de la digitalización es urgente y muy exigente para la industria. Asimismo, la movilidad del futuro tiene que seguir mejorando la calidad de vida de las personas, de los ciudadanos, dando respuesta a sus demandas de la manera más cómoda, accesible, rápida, segura y sencilla posible porque ese también es nuestro compromiso", ha añadido López-Tafall.

Por ello, desde Anfac han presentado una serie de propuestas que marcan los retos y compromisos del sector hacia la nueva movilidad. Su estrategia toma como referencia y eje el cumplimiento del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que fija un objetivo de tres millones de turismos electrificados en España y una reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el parque automovilístico del 33%, pero no renuncia a un volumen de mercado de 1,3 millones de vehículos anuales, acelerando al mismo tiempo la renovación del parque.

Así, ha pedido una serie de mejoras en torno al plan Moves III, como la eliminación del límite en el número de vehículos anuales que pueden acogerse para los automóviles de flota de empresa, el incluir en las ayudas los vehículos de empleados de los fabricantes o importadores, y la aprobación urgente del Moves para vehículos pesados que corresponde al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En paralelo, Anfac considera necesario implantar medidas fiscales a corto y medio plazo que incentiven la adquisición de vehículos eléctricos. Entre estas propuestas, los fabricantes piden implementar bonificaciones totales del impuesto de matriculación y otras exenciones en renta o impuesto de sociedades, tanto en el tramo nacional como en el autonómico, además de un mejor tratamiento a los vehículos de empresa eléctricos e híbridos enchufables.

Desde la asociación defienden también un IVA cero o una exención amplia para los vehículos eléctricos de batería e híbridos enchufables e insisten en que España defienda esta reducción en Bruselas para que sea una realidad en todos los países miembros.

Asimismo, la Asociación propone la puesta en marcha de un plan urgente sobre la infraestructura de recarga. Anfac plantea fijar unos objetivos vinculantes de despliegue para los próximos 10 años, con una periodificación deseable anual, y que desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se coordine una Mesa de Gobernanza que pueda coordinar y monitorizar el despliegue, revisando las barreras y planteando mejoras urgentes para solucionarlas.

2,26 MILLONES DE UNIDADES PRODUCIDAS

Las cifras del Informe 2020 de Anfac también reflejan que la participación del sector en el Producto Interior Bruto (PIB), solo teniendo en cuenta a fabricantes de vehículos y componentes, supone un 8% del mismo, 0,5 puntos porcentuales menos que en 2019.

Sin embargo, añadiendo la contribución del resto de los sectores relacionados, como la distribución, los seguros y las financieras, la asociación estima que en total supone un 11% del PIB.

Además, el peso total de la automoción sobre la población activa española fue del 9% en 2019, igual que en el ejercicio anterior, contabilizando los empleos de los fabricantes de vehículos, equipos y componentes, actividades complementarias a la fabricación, distribución y comercialización, posventa, servicios financieros y seguros, transporte, estaciones de servicio, alquiler y autoescuelas.

Entre otros datos, en las plantas ubicadas en España se ensamblaron unos 2,26 millones de vehículos el ejercicio pasado, un 19,6% menos que en 2019, de los cuales 1,8 millones fueron turismos, un 19,9% menos.

Según Anfac, el saldo comercial del sector del automóvil cerró el año pasado en una cifra positiva de 17.166 millones de euros (14.077 millones en 2019), con unas exportaciones por valor de 31.516 millones (-12,3%) y unas importaciones de 14.351 millones (-34%).

López-Tafall ha reivindicado la "resiliencia" del sector ante el empleo, que ha mantenido sus casi 70.000 puestos de trabajo en las fábricas, ya que se ha aprovechado la flexibilidad laboral sin reducir el empleo.

Contador

Para leer más