29 de marzo de 2020
 
Publicado 27/02/2020 18:51:45CET

Gestamp reduce un 17,8% su beneficio anual por las "desafiantes condiciones" del mercado automovilístico

Logotipo de Gestamp
Logotipo de Gestamp - GESTAMP - Archivo

La compañía implementó medidas de reducción de plantilla y de costes el año pasado y anuncia nuevas acciones en 2020

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Gestamp obtuvo un beneficio neto de 212 millones de euros en el conjunto del año pasado, un 17,8% de disminución respecto a los 258 millones de euros que ganó en 2018, según datos publicados por el fabricante español de componentes para automóviles.

La compañía indicó que este descenso de sus ganancias netas anuales se explica por la adaptación a la nueva norma de información financiera NIIF 16 y por las "desafiantes condiciones del mercado de la automoción".

Al cierre del año pasado, la firma obtuvo un volumen de negocio de 9.065 millones de euros, lo que representa un incremento del 6% en comparación con los 8.548 millones de euros que ingresó a lo largo del ejercicio precedente.

Asimismo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) anual experimentó un aumento del 11,5%, hasta 1.072 millones de euros, al tiempo que el beneficio operativo fue de 504 millones de euros, un 4,3% menos, con un margen operativo del 5,6% (6,2% en 2018).

En el último trimestre de 2019, Gestamp registró un beneficio neto de 84 millones de euros, un 10,6% menos, al tiempo que su cifra de negocio se situó en 2.493 millones de euros, un subida del 4,2% en comparación con los ingresos del año previo.

REDUCCIÓN DE COSTES Y DE PLANTILLA

La firma española señaló en 2019 llevó a cabo medidas de "flexibilidad de la plantilla" y de reducción de sus inversiones de capital en 124 millones de euros, pasando del 10,8% de la facturación en 2018 al 8,8% el año pasado.

Gestamp resaltó que, durante la segunda mitad del año pasado, implementó "medidas de eficiencia", que incluyeron la reducción de plantilla en algunos mercados y que tuvieron un impacto "moderado en sus costes".

"Se esperan nuevas medidas a lo largo de 2020, con el objetivo de continuar adaptándose a las cambiantes dinámicas del mercado. La compañía sigue enfocada en la eficiencia de las operaciones mientras disminuye el número de lanzamientos en relación a los proyectos existentes", añadió la multinacional.

El consejero delegado de la empresa, Francisco López Peña, calificó como "adverso" el año pasado para el sector del automóvil, a pesar de lo que la firma alcanzó los objetivos revisados para el conjunto del ejercicio.

"El contexto de producción de automóviles ha evolucionado de manera muy negativa en los últimos dos años. En el corto plazo, estamos enfocados en el control de las inversiones, la flexibilidad de los costes laborales y la generación de 'free cash flow'", añadió.

REABRIENDO PLANTAS EN CHINA

Por otra parte, la corporación señaló que en la actualidad diez de sus once plantas en China están volviendo a ponerse en marcha, después de un cierre prolongado tras las vacaciones por el Año Nuevo en el país asiático por el brote de coronavirus, aunque indicó que la planta de Wuhan permanece cerrada "a la espera de las instrucciones del Gobierno chino".

Gestamp explicó que hasta el momento no ha tenido conocimiento de que ninguno de sus empleados esté contagiado de coronavirus y resaltó que sus operaciones en China generan unos ingresos de 847 millones de euros, el 9% de la facturación total de la empresa.

"La salud y la seguridad de nuestro personal y sus familias es nuestra prioridad número uno. Estamos en diálogo continuo con todos nuestros clientes con el fin de evaluar la situación para volver a la normalidad en la actividad comercial tan pronto como sea posible", aseguró López Peña.

Para leer más