Hacienda no avala las cuentas de la DGT porque cree que no expresan la imagen fiel de su situación

Publicado 31/10/2019 13:39:54CET
El director general de Tráfico en funciones, Pere Navarro
El director general de Tráfico en funciones, Pere Navarro - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) del Ministerio de Hacienda ha emitido un informe desfavorable sobre las cuentas anuales de la Dirección General de Tráfico (DGT) correspondientes a 2018 por considerar que "no expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera".

En concreto, la auditoría que ha realizado la IGAE detecta que la memoria anual "no se ha redactado con la claridad suficiente", que hay una "insuficiencia de información" que además "no se ajusta a la realidad", así como "errores".

Hacienda pone el foco en el inmovilizado inventariado, en las recaudaciones por las tasas de la ITV y por las sanciones. Sobre lo primero, critica que el 92,24% del importe contabilizado corresponde a bienes que, o bien no están inventariados, o bien figuran en inventario pero no existe soporte documental de las cifras contabilizadas.

"La actual situación del Inmovilizado de la Jefatura Central de Tráfico afecta de forma muy significativa a la imagen fiel de las cuentas y comporta riesgos relevantes desde el punto de vista de la custodia de los activos como de la protección jurídica de los mismos", advierte el informe, al que ha tenido acceso Europa Press.

Con respecto a la recaudación en concepto de tasa por Inspección Técnica de Vehículos, ingresada por las entidades concesionarias de este servicio, la IGAE detecta "falta de fiabilidad" en los datos aportados por Tráfico, pues asegura que los 84.885.494,81 euros declarados no son correctos. "Los datos de recaudación no son coherentes con la información que ofrece el Registro de Vehículos sobre inspecciones realizadas en el mismo periodo", señala el informe de auditoría.

Por otro lado, Hacienda sostiene que "se ha detectado la no contabilización o la contabilización incorrecta de determinados gastos e inversiones" en las cuentas de la DGT, que lo atribuye a la falta de "análisis riguroso" por parte del organismo y que es "consecuencia de las graves deficiencias de control interno de la gestión económica del Organismo, siendo destacable a estos efectos, la insuficiente coordinación interna de los departamentos que realizan la gestión económica".

Concretamente, destaca la contabilización "incorrecta" de aportaciones al Consorcio de Compensación de Seguros del 50% de la recaudación de sanciones por incumplimiento de la obligación de asegurarse.

CERCA DE 5 MILLONES SIN CONTABILIZAR EN MULTAS

Asimismo, la IGAE avisa al organismo dependiente de Interior de que "no reconoce los ingresos en contabilidad derivados de sanciones cuando dichas sanciones son firmes", como lleva sucediendo, según Hacienda, en "ejercicios anteriores".

Por tanto, asegura que si el Organismo hubiera seguido los criterios establecidos en el Plan General de Contabilidad Pública (PGCP) habría contabilizado como ingresos un importe de 331.393.109,85 euros y como gastos 202.990.498,57 euros, lo que habría supuesto un impacto positivo en la cuenta del resultado económico patrimonial de 128.402.611,28 euros.

"Dado que el criterio incorrectamente aplicado ha tenido un impacto positivo en dicha cuenta de 123.512.718,37 euros, el Organismo ha infravalorado los resultados del ejercicio en 4.889.892,91 euros", añade la IGAE en su auditoría.

En este sentido, recuerda que "la Intervención Delegada ha solicitado en reiteradas ocasiones al Organismo, sin obtener respuesta, el importe de los derechos de cobro no contabilizados", así como que no les consta "la existencia de ningún Plan de Acción firmado por responsables del Organismo para resolver la situación".

Así, Hacienda concluye que "el efecto combinado de los anteriores incumplimientos contables supone una sobrevaloración de los resultados del ejercicio por importe de 5.054.705,76 euros y una sobrevaloración de los resultados de ejercicios anteriores por importe de 2.251.552 euros".

"Lo expuesto anteriormente supone una infravaloración de los gastos registrados en la contabilidad patrimonial y de los ingresos contabilizados en dicha contabilidad que han sido minorados indebidamente por importe de 9.570.285,05 euros", finaliza el informe.

DGT TRABAJA PARA SUBSANAR LOS ERRORES

Fuentes de la DGT explican a Europa Press que las cuentas del organismo ya están aprobadas y que las opiniones de la IGAE en su informe de auditoría son simplemente "observaciones formales".

En cualquier caso, las mismas fuentes defienden que estas correcciones no se pueden llevar a cabo a corto plazo, pero que la DGT ya está trabajando para subsanarlos.

El año 2018 tuvo dos directores generales por el cambio de Gobierno tras la moción de censura de junio: Gregorio Serrano, cuando gobernaba el PP con Mariano Rajoy antes de la moción; y Pere Navarro, todavía en el cargo, que tomó posesión cuando el socialista Pedro Sánchez se convirtió en presidente del Ejecutivo tras prosperar la moción.

Contador