Publicado 10/11/2020 09:54CET

Hertz pierde 1.200 millones hasta septiembre en pleno proceso de suspensión de pagos por la pandemia

Nuevos modelos de BMW en la flota de Hertz
Nuevos modelos de BMW en la flota de Hertz - HERTZ - Archivo

ESTERO (ESTADOS UNIDOS), 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La firma estadounidense Hertz registró unas pérdidas netas atribuidas de 1.425 millones de dólares (1.207 millones de euros) en los nueve primeros meses del año actual, en comparación con las ganancias de 61 millones de dólares (57 millones de euros) de un año antes, según datos publicados por la empresa.

La compañía, que presentó el pasado mes de mayo una declaración voluntaria de suspensión de pagos como consecuencia del impacto del coronavirus en su negocio y después de no haber podido llevar a cabo una reestructuración de su deuda, recibió recientemente un paquete de financiación por quiebra por un importe de 1.650 millones de dólares (más de 1.400 millones de euros).

De este total, hasta 1.000 millones de dólares (850 millones de euros) podrán ser utilizados para la adquisición de vehículos en Estados Unidos y Canadá, mientras que hasta 800 millones de dólares (680 millones de euros) pueden invertirse en el pago a trabajadores y necesidades generales de la empresa.

Desde la corporación estadounidense señalaron que el proceso de suspensión de pagos, a través del Capítulo 11 de la ley estadounidense, está progresando "bien". "La reciente nueva financiación y los compromisos de más de 6.000 millones de dólares (5.084 millones de euros) nos permitirán continuar dando pasos para posicionar mejor nuestro negocio como un líder de alquiler y de flotas a través de la pandemia y para el futuro", afirmó el presidente y consejero delegado de la firma, Paul Stone.

Entre enero y septiembre de este ejercicio, Hertz contabilizó una cifra de negocio de 4.023 millones de dólares (3.409 millones de euros), un 46% menos, mientras que en el período destinó 101 millones de dólares (85 millones de euros) a su reestructuración.

En el tercer trimestre del año, la firma estadounidense se anotó unas pérdidas netas atribuidas de 222 millones de dólares (188 millones de euros), respecto a los 'números negros' de 169 millones de dólares (143 millones de euros) de un año antes.

A lo largo del tercer cuarto de 2020, la multinacional de alquiler de vehículos registró una facturación de 1.268 millones de dólares (1.074 millones de euros), lo que se traduce en una bajada del 55% en la comparativa interanual.

Contador