Detenido un vecino de la pedanía murciana de Sangonera la Verde por una quincena de incendios en un colegio

Imagen del detenido, custoriado por la Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Publicado 25/02/2019 13:52:47CET

MURCIA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de la pedanía murciana de Sangonera la Verde como presunto autor de 14 incendios provocados en el seto perimetral del Colegio de Educación Infantil y Primaria Antonio Delgado Dorrego. Se trata de un individuo, de 56 años y de nacionalidad española.

La investigación se inició el pasado mes de septiembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del incendio originado en los cipreses que forman parte del vallado perimetral del colegio público Antonio Delgado Dorrego, unos hechos que habían generado alarma social en el entorno educativo.

Desde esa fecha, y hasta mediados del presente de mes de febrero, se fueron sucediendo otros incendios en el mismo lugar, con un 'modus operandi' similar.

El fuego se iniciaba en el seto y, debido a las características vegetales del mismo, se propagaba con velocidad y se extendía con grandes llamaradas que llegaron a calcinar la totalidad de las plantas, unos cien metros de cipreses. Además, varias viviendas cercanas resultaron afectadas por el fuego, que causó daños en distintos elementos de las mismas.

Aunque los incendios se originaron por la tarde o durante los fines de semana, en una de las ocasiones se produjo cuando el colegio se encontraba en horario lectivo con un gran número de escolares en su interior, con el consiguiente riesgo para su integridad física.

Los investigadores determinaron que no se trataba de hechos inconexos, sino de acciones intencionadas supuestamente provocadas por una misma persona que actuaba de forma sistemática con el mismo 'modus operandi'.

La Guardia Civil estableció una serie de dispositivos de vigilancia que permitieron centrar la investigación en un vecino del municipio, lo que permitió obtener los indicios necesarios para vincularlo con su autoría.

Según se desprende de la investigación, el sospechoso acudía a los aledaños del colegio donde, después de comprobar la ausencia de posibles testigos, se aproximaba de forma discreta al seto de cipreses y prendía fuego a alguna de estas plantas con un mechero.

Cuando el incendio había tomado unas dimensiones considerables, acudía al lugar e intentaba sofocarlo e incluso se interesaba por el estado de la investigación.

Además, fue la primera persona que, en un gran número de ocasiones, alertó en primer lugar al '1-1-2' sobre los siniestros.
A los daños producidos se suma la presencia de las correspondientes dotaciones de bomberos que acudieron, en cada uno de los casos, a sofocar el fuego.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha detenido al individuo como presunto autor de los delitos de incendio intencionado con riesgo para las personas (14) y delito de daños a la propiedad.

El arrestado y las diligencias instruidas ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia.

El actual Código Penal establece, en su artículo 351 que, los que provocaren un incendio que comporte un peligro para la vida o integridad física de las personas, serán castigados con la pena de prisión de diez a veinte años. Los jueces o tribunales podrán imponer la pena inferior en grado atendidas la menor entidad del peligro causado y las demás circunstancias del hecho.

Cuando no concurra tal peligro para la vida o integridad física de las personas, los hechos se castigarán como daños previstos en el artículo 266 de este Código.

Será castigado con la pena de prisión de uno a tres años el que cometiere los daños en propiedad ajena mediante incendio, o provocando explosiones, o utilizando cualquier otro medio de similar potencia destructiva o que genere un riesgo relevante de explosión o de causación de otros daños de especial gravedad, o poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas.

Contador