El Hospital del Rosell desarrolla una nueva técnica quirúrgica poco invasiva para extirpar tumores a las pacientes

El equipo de profesionales del servicio de Ginecología realiza y supervisa la primera intervención de este tipo en uno de los quirófanos del Hospital del Rosell
El equipo de profesionales del servicio de Ginecología realiza y supervisa la primera intervención de este tipo en uno de los quirófanos del Hospital del Rosell - ÁREA II DE SALUD DE LA REGIÓN DE MURCIA
Publicado: martes, 24 enero 2023 11:02

La ablación por radiofrecuencia permite tratar a las mujeres de manera ambulatoria, con menos molestias y una recuperación más corta

CARTAGENA (MURCIA), 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Ginecología y Obstetricia del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena ha iniciado en el hospital del Rosell una técnica menos invasiva que la cirugía convencional para la extirpación de miomas a las pacientes, según han informado fuentes del Área II de Salud en un comunicado.

La ablación por radiofrecuencia (ARF) es una técnica que se realiza bajo sedación y que consiste en la aplicación de calor en el interior del mioma para producir la necrosis del tejido con el objetivo de reducir los síntomas mediante la reducción del volumen del mioma sin necesidad de una incisión quirúrgica.

Así, según la jefe de sección del Servicio de Ginecología y Obstetricia, María Isabel Sánchez Zapata, "la nueva técnica que estamos implementando permite tratar miomas de forma ambulatoria, con un mínimo de molestias y un período de recuperación más corto para la paciente".

Los miomas, leiomiomas o fibromas uterinos son los tumores sólidos benignos más frecuentes en mujeres en edad reproductiva. La mayoría de las mujeres con miomas permanecen asintomáticas. Sin embargo, según ha añadido Sánchez Zapata, "aproximadamente el 25% experimenta síntomas que incluyen menorragia, síntomas compresivos, dismenorrea secundaria, dolor pélvico y problemas reproductivos, entre otros".

El abordaje terapéutico se basa principalmente en las preferencias de la paciente, las intenciones reproductivas, la carga de los síntomas y el tamaño y ubicación del mioma siendo el tratamiento definitivo, ha recalcado la doctora, "la histerectomía que representa la segunda cirugía más común para las mujeres tras la cesárea".

Esta cirugía se plantea generalmente cuando hay un crecimiento rápido de los miomas, sangrado o dolor grave o persistente, entre otros, y supone la extirpación total del útero. Sánchez Zapata ha afirmado que "son cada vez más las mujeres que piden opciones más conservadoras que permitan preservar el útero".

Debido a que es una técnica que está empezando a implementarse, las pacientes seguirán siendo derivadas a la consulta de miomas para valoración previa y resolver si cuentan con criterios de inclusión.

Contador

Más información