4 de junio de 2020
 
Publicado 20/05/2020 11:47:40 +02:00CET

Investigan a un conductor que cuadruplicó la tasa máxima de alcohol cuando circulaba por la RM-602

Un agente, dando el alto al vehículo
Un agente, dando el alto al vehículo - GUARDIA CIVIL

LORCA (MURCIA), 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil investiga a un conductor que circulaba por la carretera RM-602, que une Lorca y Pulpí (Almería) con una tasa de alcohol que cuadruplicaba la máxima permitida. Se le atribuye la presunta autoría de delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado, la actuación se produjo cuando la Central Operativa de Tráfico del Sector de Tráfico de Murcia recibió la llamada de un usuario que alertaba de la circulación anómala de un turismo a la altura del kilómetro 3, en sentido Andalucía.

Gracias a la descripción facilitada por el ciudadano, los agentes desplazados hasta el lugar localizaron el vehículo, que circulaba de forma errática y zigzagueando, por lo que lo interceptaron a la altura del kilómetro 6,500 de la vía, al sospechar que su conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol.

El investigado, que viajaba solo y se dirigía, después de finalizar su jornada laboral agrícola, a su domicilio en la localidad de Pulpí, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, en las que arrojó un resultado positivo de 1,12 y 1,03 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuadruplicando la tasa máxima permitida, que es de 0,25 mg/litro.

Por todo ello, resultó investigado como presunto autor de un delito por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar las tasas establecidas, y fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Lorca, para la celebración del correspondiente juicio.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

En cualquier caso, este delito conlleva la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a un año, y hasta cuatro.

El Instituto Armado ha reiterado su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico, conducen después de haber bebido alcohol o tomado drogas, recordando que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sigue desarrollando su actividad específica de vigilancia de la seguridad vial durante las 24 horas del día.

Por otro lado, la Guardia Civil de la Región de Murcia ha agradecido la colaboración prestada por la persona que alertó de la incidencia y apela a la conciencia cívica de la población, para que avise a los teléfonos 062 (Guardia Civil), 112 (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio cuando se encuentre con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas.

Contador

Para leer más