El Ayuntamiento de Lorca confirma que, de momento, no hay constancia de daños registrados por el terremoto

Imagen del epicentro del terremoto
INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL
Actualizado 13/12/2018 10:06:51 CET

LORCA (MURCIA), 13 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Lorca ha confirmado que, de momento, no hay constancia de daños registrados como consecuencia del terremoto de magnitud 3.5 que ha tenido lugar a primera hora de la mañana de este jueves en el municipio. El protocolo para temblores de estas características establece informar a la población y no se han suspendido las clases, ni en colegios ni en institutos.

El Consistorio ha confirmado a Europa Press que el terremoto se ha notado "bastante" porque el epicentro se ha situado a un nivel muy superficial, a un kilómetro de profundidad. De momento, "solo ha habido una veintena de llamadas pero sin constancia de ningún daño, por lo que hay que continuar con la normalidad".

En este sentido, el Consistorio ha reconocido que el terremoto ha coincidido con la entrada de los niños a clase, por lo que se ha retrasado el acceso, pero una vez que ha concluido el temblor ha continuado la normalidad en las aulas y no se van a suspender, ni en colegios ni en institutos.

El protocolo indica que, en estos casos, hay que evacuar las aulas durante el terremoto pero, una vez concluido el episodio y puesto que no se han reportado daños, las clases deben continuar. No obstante, el Ayuntamiento señala que los padres "están en su derecho de recoger a los niños" pero que "lo más normal es que entren a clase, con normalidad".

El Ayuntamiento explica que, en terremotos de esta intensidad y de estas características, no se activa el Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo Sísmico en la Región (SISMIMUR) y el protocolo establece informar a la población y estar "atentos" a la situación.

El concejal de Emergencias del Ayuntamiento de Lorca, Juan Miguel Bayonas, ha informado que "el Instituto Geográfico Nacional ha constatado el seísmo localizado en el municipio a las 8.58 horas con una magnitud de 3*5 grados en la escala Richter y una profundidad de 1 kilómetro".

Bayonas ha indicado que "se han recibido apenas poco más de una veintena de llamadas alertando de la emergencia, pero sin reportar ningún tipo de daño. Hay que recordar que lo fundamental en este tipo de situaciones es mantener la calma y, puesto que los seísmos no se pueden prever, la mejor manera de protegerse es estando bien informado y preparado".

RECOMENDACIONES

Por ello, el Ayuntamiento traslada una serie de recomendaciones básicas habituales que "siempre es conveniente tener en cuenta en nuestro día a día"

Antes de que se produzcan los nterremotos, aconseja tener preparados "botiquín de primeros auxilios, linternas, radio a pilas, pilas, etc. y algunas provisiones en sitio conocido por todos. Sepa cómo desconectar la luz, el gas y el agua".

"Prevea un plan de actuación en caso de emergencia y asegure el reagrupamiento de la familia en un lugar seguro", según el AYuntamiento, que insta igualmente a confeccionar un directorio telefónico para, en caso de necesidad, poder llamar a los servicios de emergencias, Bomberos, Asistencia Sanitaria o Policía. "Aunque siempre puede recurrir al 112 como central de emergencias", explica.

"No coloque objetos pesados encima de muebles altos, asegúrelos en el suelo; fije bien a las paredes muebles como armarios, estanterías, etc. y sujete aquellos objetos que pueden provocar daños al caerse, como cuadros, espejos, lámparas, productos tóxicos o inflamables, etc.; revise la estructura de su vivienda y, sobre todo, asegúrese que chimeneas, aleros, revestimientos, balcones, etc. tengan una buena fijación a los elementos estructurales", añade el Ayuntamiento. Si fuera necesario, añade, "consulte a un técnico en construcción".

Durante un terremoto, si no es fuerte, "tranquilícese, acabará pronto" y, si el terremoto es fuerte, "mantenga y transmita la calma; agudice la atención para evitar riesgos y recuerde las siguientes instrucciones: Si está dentro de un edificio, quédese dentro; si está fuera, permanezca fuera; el entrar o salir de los edificios sólo puede causarle accidentes".

"Dentro de un edificio busque estructuras fuertes: bajo una mesa o cama, bajo el dintel de una puerta, junto a un pilar, pared maestra o en un rincón y proteja su cabeza; no utilice el ascensor y nunca huya precipitadamente hacia la salida; apague todo fuego. No utilice ningún tipo de llama (cerilla, encendedor, vela, etc.) durante o inmediatamente después del temblor", remarca.

"Fuera de un edificio, aléjese de cables eléctricos, cornisas, cristales, pretiles, etc.; no se acerque ni penetre en los edificios para evitar ser alcanzado por la caída de objetos peligrosos (cristales, cornisas, etc.); vaya hacia lugares abiertos, no corra y cuidado con el tráfico; si va en coche cuando ocurra el temblor, párelo donde le permita el permanezca dentro del mismo, retirado de puentes y tajos", asevera.

Después de un seísmo de gran intensidad, aconseja guardar la calma y hacer que los demás la guarden. "Impida cualquier situación de pánico; compruebe si alguien está herido, préstele los auxilios necesarios", señala.

Recuerda que los heridos graves "no deben moverse, salvo que tenga conocimientos de cómo hacerlo; en caso de empeoramiento de la situación (fuego, derrumbamiento, etc.) muévalo con precaución".

"Compruebe el estado de las conducciones de agua, gas y electricidad, hágalo visualmente y por el olor, nunca ponga en funcionamiento algún aparato", destaca el Ayuntamiento. Ante cualquier anomalía o duda, cierre las llaves de paso generales y comuníquelo a los técnicos o autoridades".

"No utilice el teléfono; hágalo solo en caso de extrema urgencia; conecte la radio para recibir información o instrucciones de las autoridades; es preferible la comunicación por datos (Internet o mensajes) que por voz", recomienda el Ayuntamiento, que insta a su vez a tener precaución al abrir armarios, ya que "algunos objetos pueden haber quedado en posición inestable".

"Utilice botas o zapatos de suela gruesa para protegerse de los objetos cortantes o punzantes; no repare de inmediato los desperfectos, excepto si hay vidrios rotos o botellas con sustancias tóxicas o inflamables; apague cualquier incendio, si no pudiera dominarlo contacte inmediatamente con los bomberos", remarca.

"Después de una sacudida muy violenta salgan ordenada y paulatinamente del edificio que ocupen, sobre todo si éste tiene daños; aléjese de las construcciones dañadas. Vaya hacia áreas abiertas; después de un terremoto fuerte siguen las réplicas que pueden ser causa de destrozos adicionales, especialmente en construcciones dañadas. Permanezca alejado de éstas; en construcciones con daños graves no entre hasta que sea autorizado; y consuma agua embotellada o hervida", concluye.

COLABORE CON LOS SERVICIOS DE EMERGENCIAS

Además, el Ayuntamiento insta a actuar según las normas o recomendaciones ante Emergencias Sísmicas y las directrices de los servicios de emergencias.

"No se deje influenciar por rumores, tampoco los propague. Conecte la radio y siga las instrucciones que dicten las autoridades en www.lorca.es , en twitter @AytoLorca o www.facebook.es/ayuntamientolorca".

"Informe a las autoridades de los destrozos graves en edificaciones, sobre todo de aquellas que amenacen con derrumbarse en zonas de tránsito. Comunique la existencia de material peligroso (productos radioactivos, tóxicos, etc.) o cualquier hecho (incendio, explosiones, etc.) que amenace con aumentar o desencadenar más daños", aconseja

"Trabaje junto a los servicios de emergencias y bajo sus órdenes. La coordinación es imprescindible; colabore en la ayuda a heridos, enfermos, niños y ancianos; atienda las llamadas que hagan las autoridades; no acuda a las zonas afectadas si no se le solicita. Curiosear es peligroso y dificulta las labores de socorro; no utilice el coche ya que hay peligro de accidentes e impide las ayudas externas; y utilice el teléfono sólo en casos extremos. Economice sus recursos (agua, alimentos, etc)".