El obispo de Cartagena pide a la Diócesis que se una en oración de acción de gracias a Dios por la vida de Benedicto XVI

Foto de archivo de uno de los encuentros del Papa emérito Benedicto XVI  el obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes
Foto de archivo de uno de los encuentros del Papa emérito Benedicto XVI el obispo de la Diócesis de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes - DIÓCESIS DE CARTAGENA
Publicado: sábado, 31 diciembre 2022 12:18

MURCIA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, ha pedido este sábado a la Iglesia diocesana de Cartagena que se una en oración de acción de gracias por la vida del Papa emérito Benedicto XVI, quien ha fallecido a las 9.34 horas, a los 95 años, en el monasterio Mater Ecclesiae (en la ciudad del Vaticano) en el que residía desde su renuncia.

En un comunicado, Lorca Planes da las gracias "a Dios por la vida de Benedicto XVI. Una vida entregada que ha sido y es para nosotros un regalo muy grande". "Cual siervo de la parábola de los talentos recibió muchos dones que no dudó en trabajar, así hemos visto el resultado de una vida desgastada por el servicio a Dios y a la Iglesia, con una alegría y sencillez impresionante", ha defendido el obispo de la Diócesis de Cartagena.

Lorca Planes ha pedido a los sacerdotes que las campanas de las iglesias toquen a las 12.00 horas en señal de luto, también les ha exhortado a celebrar cinco misas por el alma del Papa emérito.

EL PAPA QUE MIRABA A LOS OJOS Y ESCUCHABA

Benedicto XVI fue hombre "sencillo y al mismo tiempo un gran sabio". Esa era para el obispo de Cartagena la riqueza de su persona, para quien "no son contradictorias estas dos virtudes: la sencillez de vida, la humildad; y la grandeza de su capacidad intelectual".

Además de "una sabiduría teológica que supo hacer cercana a todos, iluminando nuestra vida desde la claridad de sus conocimientos, explicando los misterios de la teología con sencillez; todo un maestro".

De sus encuentros personales, Lorca Planes ha recordado "la dulzura especial en su mirada, en su atención a la persona", siempre cercano y atento. "Ha sido y es un regalo muy grande para la Iglesia. Es uno de los superhombres que intelectualmente nos ha regalado la Iglesia, pero que nunca dejó de vivir con sencillez y cercanía. Un hombre al que me gustaría imitar", ha resaltado.