Salud recuerda que el tratamiento de la sarna requiere limitar el contacto prolongado de enfermos con personas sanas

Publicado 24/09/2018 18:19:00CET

Recomienda extremar las precauciones en la prisión de Campos del Río para erradicar el brote lo antes posible

MURCIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud recuerda que el tratamiento de la sarna requiere limitar el contacto prolongado de enfermos con la piel de personas sanas para evitar contagios, por lo que recomienda extremar las precauciones en el Centro Penitenciario Murcia II, ubicado en Campos del Río, para que el brote detectado en sus dependencias pueda ser erradicado en el menor plazo posible.

La Consejería está prestando colaboración con esta prisión desde que, a principios de septiembre, los responsables de este centro informaron de un brote de la enfermedad en sus dependencias, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

La ayuda consiste en la activación de los protocolos reglamentarios en este tipo de brotes, así como instrucciones y recomendaciones a los responsables sanitarios del centro, dado que las competencias sanitarias de las prisiones dependen del Ministerio del Interior. La Consejería presta toda la colaboración dentro del ámbito de su jurisdicción y realiza seguimiento del caso hasta la erradicación de este episodio.

CONTACTO DIRECTO Y PROLONGADO

La sarna generalmente se contagia por el contacto directo y prolongado de piel con piel con una persona afectada. La sarna se transmite fácilmente a las parejas sexuales y a los miembros de la familia o convivientes, a través de toallas o ropa de cama usada por una persona infectada. La transmisión puede ser más fácil cuando se producen casos de sarna costrosa (sarna noruega), más frecuentes en personas inmunodeprimidas

Esta afección de la piel está producida por el parásito 'Sarcoptes scabiei', también conocido como 'arador de la sarna', que vive y se reproduce en túneles que excava en la piel. Los síntomas son de picor de predominio nocturno en zonas de pliegues cutáneos como entre los dedos, glúteos, ingles, axilas, codos y en rodillas Se tiende a considerar que es exclusivo de falta de higiene, aunque no es cierto: el factor de contagio más importante es el contacto directo con enfermos o con su ropa. Por este motivo puede afectar a instituciones donde residen numerosas personas.

El tratamiento consiste en la aplicación de una crema de permetrina y lo deben hacer todos los pacientes y contactos el mismo día, además de adoptar pautas de higiene de las rops de cama y vestido.