3 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 12:12:08 +01:00CET

Satse estudia pedir a Fiscalía que estudie responsabilidades penales por la falta de protección

MURCIA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Enfermería en la Región de Murcia estudia la posibilidad de interponer las correspondientes comunicaciones a la Fiscalía para que investigue "las posibles responsabilidades penales en caso de que el grave problema de la falta de material de protección no se solucione de manera inmediata".

Tacha de "intolerable" que "estén confinados, hasta la fecha, más de 500 profesionales sanitarios en la Región de Murcia (111 profesionales de la Sanidad han dado positivo y otros 400 se encuentra en aislamiento domiciliario), y cerca de 6.500 contagiados en España".

El Sindicato de Enfermería de la Región de Murcia denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social "la vulneración de la normativa por parte de las administraciones sanitarias y los protocolos establecidos, porque no facilitan a los enfermeros los equipos de protección individual necesarios para poder trabajar de forma segura al entrar en contacto con los pacientes, lo que está poniendo en grave riesgo su salud e integridad, así como a la población".

Tras seguir constatando "numerosas" situaciones de falta de material de protección adecuado, Satse se dirigirá a la Fiscalía para reclamar que se investiguen los hechos denunciados en cada caso y se adopten con urgencia las medidas que sean pertinentes a fin de garantizar los derechos de los profesionales, y del resto de la población, ante la situación de alarma sanitaria existente.

En sus escritos de denuncia, el Sindicato subraya que "la falta de material de protección necesario supone un claro incumplimiento de las normas que, hasta la fecha, se han dictado por parte de las autoridades, así como un grave atentado contra el derecho a la salud e integridad física y psíquica de los profesionales y de otras personas de su entorno, como los pacientes, familiares o compañeros de trabajo".

Desde Satse recuerdan que los profesionales sanitarios" atienden todas las alertas de los pacientes que puedan ser sospechosos de estar infectados por el COVID-19, ya sea en los hospitales, centros de salud, otros centros sanitarios y sociosanitarios y domicilios particulares".

Por tanto, dice, "es obligatorio que cuenten con los Equipos de Protección Individual (guantes, mascarillas, batas, gafas) necesarios y suficientes a fin de garantizar al máximo que no se ponga en riesgo su salud e integridad, así como la de terceras personas en contacto con ellos, y evitar la propagación del virus".

El sindicato reclama al Ministerio que ofrezca datos de contagios por categorías profesionales dentro del SNS y que "no se esconda de manera intencionada en cierta ambigüedad al dar sólo una cifra". La misma responsabilidad se exige a la Consejería de Salud y al SMS.

"Es absolutamente intolerable esta situación y llegará el momento de pedir las oportunas responsabilidades, pero ahora lo que exigimos es que se proteja de manera urgente a todas y cada una de las enfermeras y enfermeros que están expuestos al virus de manera continua", apunta.

De otro lado, Satse ha facilitado a enfermeros de los centros sanitarios que lo soliciten un modelo de escrito para que reclamen a las gerencias correspondientes la realización de los test que les informe de si están o no contagiados con el coronavirus, ya que se mantiene la situación de que "solo se están facilitando a los profesionales que ya cursan síntomas graves".

Al respecto, el Sindicato de Enfermería subraya que "es absolutamente imprescindible que se hagan las pruebas a todos los profesionales sanitarios, tal y como se ha comprometido reiteradamente y de manera pública la administración sanitaria competente, para salvaguardar su salud y seguridad y la de los pacientes, compañeros y otras personas de su entorno al haberse convertido, muy a su pesar, en uno de los principales focos y vectores de contagio del COVID-19".

Por último, la organización sindical critica las "desafortunadas" declaraciones de algunos responsables sanitarios públicos, como los consejeros de Sanidad de Comunidad Valenciana y Extremadura, en las que afirman que "un importante porcentaje de los profesionales sanitarios no han sido contagiados en su puesto de trabajo, apuntando que da la impresión de que quieren evitar cualquier responsabilidad en la gestión de esta grave crisis sanitaria, cosa que Satse no va a permitir de ninguna manera".

Contador

Para leer más