Publicado 02/12/2020 20:29CET

Superados todos los brotes de la segunda ola pandémica registrados en las residencias de la Región

MURCIA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Todos los brotes de coronavirus registrados en esta segunda ola pandémica en las residencias de la Región de Murcia han sido superados, según informaron fuentes de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social.

El último brote de Covid-19 activo en las residencias se originó a principios de noviembre en Montepinar, en Murcia, donde "a día de hoy todas pruebas realizadas a los residentes han dado resultado negativo por segunda vez".

El grupo Corecaas, de Coordinación Regional Estratégica del Servicio Murciano de Salud (SMS), ha confirmado que esta residencia inicia el proceso de desescalada una vez negativizados los casos tras las PCR realizadas a sus residentes de forma consecutiva en las últimas dos semanas.

El de Montepinar fue el caso más reciente de residencia de mayores en sufrir un brote durante esta segunda ola de la pandemia, ya que hasta el pasado noviembre el centro consiguió mantenerse libre en cuanto a presencia de virus.

Con la llegada de este mes, fecha en la que se alcanzaron los mayores niveles de contagio en la Región de Murcia con una incidencia de más de 1.000 nuevos casos diarios, fue cuando se registró el primer caso.

El brote --en el que fallecieron tres residentes, dos hombres de 73 y 82 años y una mujer de 91-- fue detectado gracias a una prueba de antígenos de cribado que realizó la propia residencia, a través del cual afloró el positivo de una trabajadora el pasado 3 de noviembre.

A partir de ese momento se activaron todos los protocolos, se realizaron pruebas PCR y de antígenos seriadas y consecutivas hasta detectar un total de 31 casos en residentes en los siguientes días. La detección precoz del caso permitió que se vieran afectados el 25% de los usuarios del centro.

De forma coordinada, el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), el grupo Corecaas del Servicio Murciano de Salud y Salud Pública han seguido los procedimientos previstos para el control del brote aislando a los residentes en sus habitaciones.

Además, se procedió a sectorizar la residencia en tres zonas diferenciadas, con personal asignado a cada una, y se incrementaron las medidas de prevención dotando a todos los trabajadores de Equipos de Protección Individual (EPI) completos.

Otra de las acciones llevadas a cabo en esta residencia fue medicalizar la zona Covid para atender debidamente a los usuarios que dieron positivo y se mantuvieron en el centro al no resultar necesario el traslado un centro hospitalario.

Los familiares de los residentes han estado recibiendo información puntual de los positivos que se iban produciendo, además de trasladarles todas las novedades sobre la evolución del brote y el estado de salud los usuarios. De los 31 casos que se detectaron, la mayoría ha generado anticuerpos.

Para leer más