El Teatro Circo Murcia acogerá el estreno de 'Vigor Mortis', una historia de pesadillas y ensoñaciones

Publicado 16/01/2020 11:11:53CET
Imagen del espectáculo 'Vigor Mortis'
Imagen del espectáculo 'Vigor Mortis' - AYUNTAMIENTO DE MURCIA - Archivo

El espectáculo, con dirección escénica de Asun Noales y Rulo Pardo, es interpretado por la propia Noales y Carlos Fernández

MURCIA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Circo Murcia (TCM) acoge el próximo jueves, 23 de enero, a las 21.00 horas, el estreno del espectáculo de danza contemporánea 'Vigor Mortis', de la compañía valenciana OtraDanza y con dirección escénica de Asun Noales y Rulo Pardo, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

A través del lenguaje de la danza, el movimiento y la gestualidad, 'Vigor Mortis' ahonda en la recurrente pregunta, inherente al ser humano, de si existe el más allá. Habla de ese otro lado construyendo un relato de pesadillas y ensoñaciones. Un tragicómico viaje del cielo a lo insondable del alma humana; una expulsión de la morada como metáfora de destierro de la propia vida.

Las entradas para 'Vigor Mortis' están a la venta por 8, 10 y 12 euros y se pueden adquirir en la taquilla del TCM (abierta de martes a viernes, de 11.00 a 13.30 y de 17.30 a 20.30 horas y desde dos horas antes del inicio de cada función) y también a través de internet, en la página web 'http://www.teatrocircomurcia.es'.

Este nuevo espectáculo de OtraDanza reúne sobre la escena a dos intérpretes de una amplia y consolidada trayectoria: Asun Noales, responsable asimismo de la dirección artística, y Carlos Fernández. Ambos bailarines se conocieron hace 25 años estudiando en el Instituto del Teatro de Barcelona y juntos, evidenciando su complicidad y madurez, guiarán al público a través de un viaje intenso, sugerente e inquietante.

La escritura coreográfica y el trabajo de cuerpo realizado por Noales y Fernández partió en un principio del juego, a través de improvisaciones, contando inicialmente con la asesoría del coreógrafo Gustavo Ramírez Sansano y que posteriormente fue fijándose a través de la dramaturgia de Rulo Pardo y la creación de ambos intérpretes.

La participación en la dirección escénica de Pardo, actor y director de la compañía seXpeare, ha añadido dramaturgia y teatralidad al espectáculo y una dosis de comedia y gestualidad característica de sus propios trabajos y que aquí se integra a la perfección con el lenguaje abstracto de la danza.

En general, y según destacan desde la propia compañía, este nuevo espectáculo ha nacido de un proceso muy rico y divertido, también repleto de contradicciones, sobre la teatralidad, la danza y las diferentes maneras de aproximarse a la dramaturgia, desde lo narrativo y lo abstracto.

ATMÓSFERA ENVOLVENTE

Además de la investigación puramente escénica, para 'Vigor Mortis' también se ha realizado un intenso trabajo en la búsqueda de sonidos cotidianos, transformados en ruidos, que forman parte de la banda sonora y que han sido creados por Rulo Pardo en colaboración con el estudio de grabación Eurotrack.

La música del espectáculo es una composición original creada por Telemann Rec. Esta es la primera vez que Asun Noales colabora con esta pareja de músicos, Pere Jou y Aurora Bauzá, y juntos han logrado crear una atmósfera envolvente y abrupta a la vez con una pieza que viaja con un ritmo creciente, desde un sinuoso inicio hasta el catastrófico final.

Noales sigue contando con su equipo habitual tanto en la escenografía, como en iluminación y vestuario. Luis Crespo ha diseñado y creado una escenografía que permite la transformación del espacio, a través de una minimalista y original estructura con la que los intérpretes han trabajado durante todo el proceso creativo y que está totalmente integrada en el desarrollo y la dramaturgia del espectáculo.

En la luz, Juanjo Llorens, ganador de tres Premios Max, aporta su siempre sorprendente visión. En esta ocasión, los espectadores se sumergirán en un espacio blanco, clínico y aséptico, donde la calidez viene dada puntualmente para volver a continuación a ese turbulento e inquietante ambiente durante toda la obra. Por último, el vestuario, sencillo y casual, pero con un toque fantasmal que aporta cierto misterio, ha sido diseñado por Ana Esteban.

Contador