Actualizado 27/03/2012 17:50 CET

Moreno: La preferencia de Griñán es el "entendimiento entre fuerzas progresistas" sin excluir diálogo con PP

Mar Moreno, Este Martes En Rueda De Prensa
EUROPA PRESS

SEVILLA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía en funciones, Mar Moreno, ha reiterado este martes que la "preferencia" del secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, tras el resultado electoral del pasado domingo es "apostar el entendimiento entre las fuerzas progresistas" sin que ello suponga "excluir del diálogo político y parlamentario" al PP-A como "fuerza más votada".

Moreno se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Gobierno en funciones al ser preguntada por el ofrecimiento del presidente del PP-A, Javier Arenas, de acuerdos de gobernabilidad al PSOE-A "respetando el dictamen de las urnas", que situó a su partido por primera vez como fuerza más votada en Andalucía tras los comicios del 25M.

"La lectura que hacemos de las urnas nos indica claramente la preferencia de los andaluces, que marcó ayer nuestro candidato José Antonio Griñán de manera clara. Vamos a apostar por un entendimiento entre las fuerzas progresistas porque hay dos millones de andaluces que han votado progresista y un millón y medio que han votado conservador", ha asegurado la consejera en funciones, que ha querido dejar claro que esta "preferencia no excluye el diálogo con el principal partido de la oposición y la fuerza más votada en el Parlamento".

Según Moreno, "para nosotros el diálogo con el PP es obvio, es necesario y siempre vamos a estar a disposición, ojalá sea una legislatura verdaderamente constructiva en la que se puedan alcanzar acuerdos parlamentarios y de gobierno con consenso amplio y unánime del Parlamento". "Nuestra preferencia por configurar un gobierno progresista no va a excluir del diálogo parlamentario y político al PP", ha recalcado.

Moreno, que ha señalado que los resultados de estas elecciones han sido en general "antológicos", ha manifestado que los andaluces han dicho claramente lo que quieren y lo que no quieren y ha manifestado que esas voces "minoritarias" que cuestionan hoy el resultado de los comicios y que no lo cuestionaron en las anteriores elecciones municipales y generales, manifiestan una "tremenda debilidad democrática".

La consejera ha señalado que el Gobierno andaluz del PSOE-A siente un "respaldo muy importante de Andalucía" porque los andaluces han dicho que "quieren que sigamos gobernando, pero también que seamos mejores", algo que los socialistas se van a tomar "muy en serio".

"Hay un voto de izquierda mayoritario y un voto progresista indiscutible porque hay casi dos millones de andaluces que han escogido una alternativa progresista para el Gobierno andaluz, frente a un millón y medio que hubiera preferido un gobierno conservador", según Moreno, para quien esa realidad es una base muy sólida para construir un futuro distinto y propio de esta tierra.

Asimismo, ha puesto de manifiesto que en un momento de tantas dificultades, la gestión de la Junta ha sido valorada positivamente por los andaluces en las urnas. A su juicio, se ha valorado el "esfuerzo" en una gestión económica que ha permitido que Andalucía tenga unas cuentas públicas más que razonables, y para preservar las políticas sociales, así como en la gestión ante un caso tan "deleznable" como el de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), que se ha abordado desde la Junta "con honestidad, asumiendo que había problemas e irregularidades y rechazando de plano las mismas, tomando la iniciativa en su denuncia".

Ha indicado que también se ha valorado el esfuerzo del presidente de la Junta en funciones y candidato a la reelección por acometer cambios profundos tanto en el PSOE-A, un partido que llevaba muchos años gobernando, como en el Ejecutivo.

Para Moreno, con las dificultades objetivas y el clima que había previo a la celebración de las elecciones, el resultado ha sido "épico desde ese punto de vista y nos sentimos muy satisfechos porque los andaluces han decidido sostenernos como posibilidad de gobierno, dándonos al mismo tiempo una lección de humildad y para que hagamos las cosas mejor". "Ha sido una confianza en su punto, para que tomemos nota de que hay una exigencia de que hagamos las cosas mejor en un futuro", según Moreno, quien ha recalcado que para los socialistas el resultado electoral es de un valor "tremendo".

No obstante, ha recalcado que la pérdida de votos para el PSOE-A en las elecciones y el hecho de que no haya sido la primera fuerza política, evidentemente, es una "llamada a la humildad con la que queremos afrontar esta nueva etapa" y a que tenemos que esforzarnos por hacer las cosas mejor.

ESTABILIDAD SOBRE LA BASE DE UN PROGRAMA COMÚN

Mar Moreno ha explicado, en relación con la negociación que se va a mantener con IULV-CA y en la que ella va a estar presente, que lo más importante es lograr la estabilidad sobre la base de un programa común, al tiempo que ha querido dejar claro el respeto hacia Izquierda Unida porque los socialistas saben claramente cuál es el mensaje y la línea que marcan los andaluces.

"El entendimiento entre los dos partidos lo vemos como una enorme oportunidad para Andalucía y para dar ejemplo de entendimiento razonable, sensato y responsable entre las dos fuerzas a futuro", ha señalado la consejera de Presidencia en funciones.

Moreno, que no ha querido pronunciarse sobre el hecho de que el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, haya señalado que la Presidencia del Parlamento no debería recaer "en el mismo partido" que gobierne tenga o no mayoría absoluta, ha afirmado que los socialistas quieren abordar la negociación con "total transparencia y seriedad". "No vamos a estar negociando vía teletipo, sino en una mesa cara a cara y con seriedad", según Moreno, quien ha indicado que ambos partidos pondrán sobre la mesa sus respectivos planteamientos.

Preguntada sobre el papel que debe jugar el PP-A y su líder en Andalucía, ha manifestado que los andaluces también han indicado a esa formación un "camino de responsabilidad que la va a poder ejercer sin duda en el próximo Parlamento", donde debería haber diálogo y un entendimiento del conjunto de las fuerzas en los temas importantes para esta comunidad.

Respecto a las relaciones con el Gobierno central, ha señalado que es muy importante que haya respeto "de ida y vuelta" y que una vez que han pasado las elecciones, todos nos empleemos a fondo en solucionar los problemas de los andaluces, principalmente el desempleo. Ha señalado que los socialistas estén donde estén, van a pedir "respeto de ida y vuelta, que pasa por un respeto institucional de las líneas básicas de cada gobierno".