Actualizado 16/06/2007 19:35 CET

27-M.-Llamazares lamenta los incidentes protagonizados por ANV y emplaza a la formación a sumarse al proceso democrático

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, lamentó esta tarde los incidentes protagonizados por simpatizantes de ANV en distintos municipios del País Vasco durante la jornada de configuración de los ayuntamientos tras las elecciones del 27 de mayo, y emplazó a "este mundo" a que se incorpore "con todas las de la ley al proceso democrático".

En declaraciones a Europa Press, Llamazares instó a ANV y a Batasuna a "no combinar lo que no es legítimo, que es combinar la presión violenta con la participación democrática".

Por otra parte, se felicitó por la "normalidad" en la toma de posesión de los alcaldes que, según dijo, "ha sido la tónica general de la jornada", y porque hayan "funcionado ampliamente los acuerdos de izquierdas, que han permitido que haya, después de estas elecciones, más municipios y diputaciones con mayorías progresistas y dentro de ellas una presencia determinante de IU".

Según destacó, "esto va a permitir que haya una gestión más cercana a los ciudadanos y una gestión más social y sostenible desde el punto de vista ambiental en muchos municipios". "Eso es lo más importante", enfatizó.

Asimismo, valoró los resultados de la jornada con la constatación de que "ese giro a la izquierda en los municipios y en los gobiernos autonómicos que quedan por configurarse".

Lo más leído

  1. 1

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  2. 2

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  5. 5

    Aparece el cuerpo de un hombre, posiblemente una persona sin hogar, en una calle de Arganzuela