22 de febrero de 2020
 

Aguirre cree que es un "escándalo" que Álvarez "no haya dado la cara" en el conflicto de Barajas

Actualizado 07/01/2009 14:11:12 CET

VALDEMORILLO, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró hoy que es un "escándalo" que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, "no haya dado la cara" ante el conflicto generado en el aeropuerto de Barajas, que ha estado durante días sumido en el desorden por la cancelación de vuelos y la falta de controladores aéreos.

Tras la visita a una escuela infantil en Valdemorillo, la responsable del Ejecutivo madrileño indicó que "es un escándalo que la mayor industria, la más importante de toda la Comunidad, esté sumida en el caos en el que ha estado todos estos días".

No obstante, calificó de un escándalo "aún mayor" que la responsable de este ramo "no haya dado la cara en esta circunstancia". Así, aseguró que el funcionamiento del aeropuerto de Barajas tiene "una importancia fundamental, no sólo para los viajeros, para los turistas y para todo lo que tiene que ver con la navegación aérea, sino también como imagen de la Comunidad y de España".

De hecho, puso como ejemplo el caso de uno de sus hijos que estos días ha viajado en el extranjero y que cuando hablaba de Barajas le decían "Barajas es la catastrophe". "Pues claro, es que realmente cuando lo vemos en el aeropuerto de otro lugar del mundo nos damos cuenta de la pésima imagen que esto transmite", apostilló.

Aguirre, que no dudó que esta situación se arregle, indicó que esto "no puede continuar así". Además, recordó que el problema ha sido para las viajeros que tenían sus vacaciones programadas para las pasadas Navidades. "Lo malo es el sufrimiento que han tenido que tener las personas que habían elegido, ordenado y organizado sus vacaciones para acabar aquí el día 6, que era su último festivo", matizó.