Actualizado 30/05/2007 22:08 CET

(Ampli.) 27-M.- Antich afirma que el PSIB garantizará una "buena" coordinación con el Estado en materia de financiación

El dirigente asegura que mantienen los compromisos adquiridos en la campaña electoral, como es el caso de no ceder las presidencias

PALMA DE MALLORCA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSIB a la presidencia del Govern y secretario general de la formación, Francesc Antich, afirmó hoy que el partido garantizará, en caso de liderar un Ejecutivo progresista de cara a la próxima legislatura, una "buena" coordinación con el Estado en materia de financiación y en cuanto al desarrollo de convenios relacionados con el transporte, el medio ambiente y las infraestructuras turísticas.

Así lo aseguró tras la reunión mantenida esta tarde por la Ejecutiva regional del PSIB para analizar los resultados electorales del pasado domingo, tras la cual señaló que el partido ya mantuvo ayer una primera toma de contacto con el Bloc para tratar sobre posibles pactos, encuentro que consideró "muy positivo", al tiempo que señaló que en próximos días se reunirán con Unió Mallorquina.

En su opinión, no es una negociación "fácil" aunque apostó por la consecución de un "gran" pacto en todas las instituciones donde el PP no ha alcanzado la mayoría absoluta con el objetivo de instaurar gobiernos progresistas que aboguen por el diálogo, la lealtad y la eficacia, requisitos que la formación pondrá sobre la mesa a las formaciones con las que podría pactar durante los próximos cuatro años.

Según enfatizó, en caso de gobernar en esta legislatura apostará por alcanzar un acuerdo económico junto a sindicatos y sector empresarial para el desarrollo económico y social de las islas y en beneficio de su competitividad, un aspecto que consideró "fundamental" y que debe abordarse "con mucha seriedad". En este sentido, recalcó que "sólo con una buena economía pueden elaborarse políticas sociales".

Tras valorar de forma "muy positiva" los resultados de los comicios autonómicos y municipales del 27 de mayo, que en su opinión suponen un avance "importante" en cuanto a número de votos y posicionamiento a nivel institucional, Antich recalcó la necesidad de establecer gobiernos "estables, cohesionados y que den confianza", por lo que manifestó que las negociaciones que se lleven a cabo estos días deberán efectuarse "desde la total seriedad y responsabilidad".

En este sentido, destacó la trascendencia de conseguir gobiernos "fuertes", al tiempo que apuntó que durante las negociaciones sobre futuros pactos "lo más importante a tratar" en un principio serán las políticas a desarrollar, respecto a lo cual aseguró que el PSIB se sentará a negociar con las demás fuerzas manteniendo los compromisos ya adquiridos en la campaña electoral, como es el caso de no ceder las presidencias y la alcaldía de Palma.

GOBIERNOS "FUERTES Y ALTERNATIVOS"

"No hemos cambiado ningún posicionamiento", espetó el dirigente socialista, quien recalcó que "lo más importante" son las políticas y actuaciones previstas y el hecho de que se establezcan gobiernos "fuertes y que constituyan una verdadera alternativa" para desarrollarlas. "Esto se debe hacer bien y si es posible el PSIB liderará este proyecto", subrayó Antich.

No obstante, afirmó que si en estos días se producen acuerdos "importantes" ya lo informará, aunque aseveró que no entrará a valorar "si renunciaremos a determinados cargos". Asimismo, señaló que los candidatos que han concurrido a los comicios, como en su caso a la presidencia del Govern, "están para ocupar los puestos para los que se han presentado".

Por último, consideró "histórico" este momento y subrayó por ello que "todos debemos estar a la altura de las circunstancias". Según remarcó, la pretensión de los socialistas es vivir estos días "desde la tranquilidad" pero "con toda la ilusión de formar gobiernos que den respuesta a las necesidades de Baleares". "La ciudadanía ha castigado la prepotencia del actual Govern y ha votado por el cambio, por lo que trabajaremos en este sentido durante estos días", sentenció.