Armengol ve a España "madura" para "debatir de todo", incluida la República, aunque ahora no toca

Archivo - (I-D) La princesa Leonor, la Reina Letizia y el Rey Felipe VI saludan a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y al presidente del Senado, Pedro Rollán, a su llegada a una recepción.
Archivo - (I-D) La princesa Leonor, la Reina Letizia y el Rey Felipe VI saludan a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y al presidente del Senado, Pedro Rollán, a su llegada a una recepción. - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo
Publicado: lunes, 12 febrero 2024 12:00

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, considera que la española es una "democracia madura" en la que se puede hablar y debatir de todo, incluido un eventual cambio en el modelo de Estado para pasar de la actual monarquía parlamentaria a un sistema republicano. Eso sí, ha dejado claro que ahora "no es el momento" de abrir ese melón.

Así lo ha dicho durante su participación en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, después de que su presentador el expresidente de la Cámara Baja José Bono, recordara que, tras la abdicación de Juan Carlos I en 2014, ella misma aludió a la posibilidad de organizar un referéndum sobre la Monarquía.

Armengol ha indicado que, efectivamente, aquel debate se abrió coincidiendo con el cambio en la Jefatura del Estado y ha dejado claro que a ella no le "asusta" porque la nuestra es una democracia "madura".

OPINAR DE TODO Y SEGUIR LAS NORMAS

"En España se puede hablar y opinar de todo y luego tienes que seguir las normas", ha señalado, mostrándose partidaria de actualizar la Constitución en varios puntos como la transformación de Senado en Cámara territorial, la inclusión de referencias a la Unión Europea, el blindaje de derechos como la vivienda o la salud o asuntos relativos a la utilización de nuestros datos personales.

Según ha destacado, ella misma, que tiene 52 años, es parte de los millones de españoles que no participaron en los debates constitucionales y cree que "es sano" hablar de todo. Eso sí, ha puesto en duda que, dada la crispación actual, haya clima para abordar este tipo de reformas.

"La Constitución española es maravillosa, ha permitido los mejores 45 años de la historia de España y dice con qué mayorías se modifica. Ahora, si no somos capaces de no insultarnos, no sé si somos capaces de sentarnos y hablar de todo", ha deslizado. En este punto, se ha mostrado partidaria de ir "tejiendo", "pasito a pasito" para poder afrontar todos los debates que haya que abrir pero incidiendo en que "ahora no es el momento" de hacerlo.

Contador

Leer más acerca de: