Publicado 12/06/2015 18:27CET

Ascienden a título póstumo a cuatro guardias civiles y un militar fallecidos en acto de servicio

Entre ellos, los tres agentes muertos en accidente de helicóptero en León y el que perdió la vida en La Vuelta a España

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha aprobado este viernes cinco ascensos honoríficos a título póstumo para un militar y tres guardias civiles fallecidos en acto de servicio. Entre ellos se encuentran los tres agentes del Instituto Armado que perdieron la vida en un accidente de helicóptero en León en agosto de 2014 y el guardia civil que murió en una etapa de La Vuelta a Ciclista España en septiembre de ese mismo año.

Según figura en la referencia del Consejo de Ministros, se trata de un real decreto a partir del cual el Ejecutivo les "asciende con carácter honorífico, y a título póstumo" al empleo inmediatamente superior. De este modo, asciende a comandante Emilio Pérez Peláez, a capitán asciende Marcos Antonio Benito Rodríguez y a cabo José Martínez Conejo. Tenían 55, 48 y 49 años, respectivamente.

Murieron en agosto de 2014 después de que su helicóptero cayera cuando estaban realizando un rescate en el Pico Polinosa, situado en la localidad de Maraña, al norte de León.

A suboficial mayor ha ascendido el militar Juan Carlos Pérez Calleja, fallecido el 11 octubre 2013. Tenía 56 años y era subteniente del Ejército del Aire cuando falleció al caer por un barranco cuando hacía unos ejercicios militares en el morrón de Sierra Espuña, en el municipio de Totana (Murcia).

En esta lista también está el guardia civil Eusebio García Flores fallecido en septiembre de 2014 al sufrir un accidente con la motocicleta que conducía mientras prestaba servicio de prevención y vigilancia en el transcurso de la decimosexta etapa de la Vuelta Ciclista a España, a su paso por Asturias.

Asimismo, el Gobierno ha aprobado el ascenso de carácter honorífico para Silvestre Rodríguez Rodríguez (a comandante) Sergio Santamaría de Felipe (a teniente), Francisco Hidalgo Repiso (a subteniente) y a Raúl Alfonso González (a Brigada). Todos ellos pertenecen a las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil y tuvieron que retirarse por incapacidad permanente para el servicio activo en acto de servicio.

La Ley de la Carrera Militar del 19 de noviembre de 2007 prevé la posibilidad de conceder con carácter honorífico el empleo inmediato superior, siempre que concurran méritos excepcionales o circunstancias especiales, a los militares fallecidos o que hayan pasado a retiro.