Borrell recuerda en la ONU el éxodo de Venezuela y llama la atención sobre las "crisis olvidadas"

Josep Borrell en la ONU
TWITTER JOSEP BORRELL
Actualizado 24/09/2018 19:56:27 CET

Destaca del legado de Nelson Mandela "su falta de deseos de venganza"

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha pedido este lunes en la ONU que la comunidad internacional preste atención sobre las crisis humanitarias olvidadas, y ha mencionado expresamente el éxodo de venezolanos, durante una reunión de alto nivel sobre Pacto Global de Naciones Unidas sobre refugiados.

En cuanto a España, ha asegurado que el Gobierno actuará "con solidaridad y responsabilidad y a veces golpeando las conciencias" como, según ha dicho, hizo cuando decidió acoger el buque Aquarius, el pasado junio, con 600 migrantes a bordo, cuando Italia le cerró sus puertos.

En una entrevista con la televisión de la ONU, el ministro ha defendido esa decisión como un "aldabonazo" que hizo que la UE dejase de practicar la política "del avestruz", pero no ha hecho ningún comentario sobre la decisión de Panamá de retirarle al barco su bandera. Además, ha afirmado que Europa no tiene "un problema de inmigración masiva", pero sí de "capacidad de absorción".

Ante otros delegados internacionales, ha asegurado que España se está "movilizando" para que la UE ofrezca "una respuesta generosa a los refugiados y a las comunidades que los acogen" y ha confiado en que las reformas del sistema de asilo que tiene en marcha la UE sirva para aplicar el pacto sobre refugiados. Borrell ha avanzado que, aprovechando su viaje a la ONU, esta semana depositará el instrumento de ratificación por parte de España del Convenio contra la apatridia.

Antes de participar en la Cumbre de la Paz Nelson Mandela que se celebra en el marco de la Asamblea General de la ONU, el ministro ha avanzado a la televisión de la organización que lo que más admira de su ejemplo es su "falta de deseos de venganza", que "no es fácil de imitar".

"Salir de la cárcel y desear únicamente la reconciliación de todos, incluidos sus carceleros, es un ejemplo que hay que tomar en cuenta porque cuando hay un conflicto y los seres humanos pagan sus consecuencias hay que apagar los fuegos para evitar que ardan otros", ha dicho.

Por otro lado, ha hablado de "problema endémico" de violencia de género al que el Gobierno trata de hacer frente, y también de políticas de igualdad de género, especialmente de las leyes destinadas a garantizar la igualdad de genero en servicios sanitarios, de manera que sea necesario que haya plena igualdad en el empleo en un sector como éste, en el que el Estado tiene protagonismo, o en el acceso judicial.