Actualizado 10/07/2021 16:00 CET

Calvo y Ábalos, los dos únicos ministros cesados que pueden refugiarse en su escaño en el Congreso

Archivo - La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (i), y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (d)
Archivo - La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (i), y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos (d) - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

Últimas noticias sobre la remodelación del Gobierno

El grupo parlamentario podría premiarles con una Presidencia de comisión como ha ocurrido con otros precedentes

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La hasta ahora vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, y el titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, son los dos únicos ministros cesados este sábado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que pueden refugiarse en su escaño en el Congreso.

Calvo consiguió escaño en las últimas elecciones generales de 2019, en las que fue de 'número dos' en la lista del PSOE por Madrid, justo después del propio Sánchez, por lo que su salida del Ejecutivo no tiene por qué implicar su abandono de la política.

Así, la hasta la fecha 'número dos' del Ejecutivo podría optar por mantener su sillón en la Cámara Baja, donde el Grupo Parlamentario Socialista podría premiarla con una Presidencia de comisión, como ha ocurrido con otros exmiembros del Gobierno.

OTRAS POSIBLES SALIDAS

Ahora bien, también cabe la posibilidad de que Calvo, en su condición de exministra, pudiera ingresar como miembro permanente del Consejo de Estado, en caso de que así lo proponga el Consejo de Ministros y siempre que haya un puesto vacante. Al mismo puesto podría optar, por tanto, el hasta hoy colega de Transportes, José Luis Ábalos.

Cabe recordar que la actual presidente de este órgano consultivo del Gobierno es la socialista María Teresa Fernández de la Vega, quien fuera vicepresidenta primera del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

En los últimos días, donde ya cobraba fuerza la posibilidad de que saliera del Consejo de Ministros en la remodelación que barruntaba Sánchez, se publicó que el PSOE podría ofrecerle la Presidencia del partido, puesto que en la actualidad ocupa la vicepresidenta primera del Senado y exministra Cristina Narbona.

Junto a Calvo, el otro de los ministros que puede continuar en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo es José Luis Ábalos, que hasta la fecha compaginaba la cartera de Transportes con la Secretaría de Organización del PSOE.

Ábalos fue cabeza de lista del PSOE por Valencia en los últimos comicios generales y ahora está por ver si conserva su escaño en el Congreso, donde el partido también podrían 'consolarle' con una Presidencia de comisión llegado el caso, si mantiene su puesto en la Ejecutiva del PSOE o si opta por otra salida.

YA COBRABAN DEL CONGRESO ESTANDO EN EL GOBIERNO

Tanto Calvo como Ábalos fueron los dos únicos ministros junto con la titular de Hacienda, María Jesús Montero, y el propio presidente Sánchez, que mantuvieron sus escaños al inicio de la legislatura, al contrario de lo que ocurrió con el resto de integrantes y secretario de Estado del PSOE, que abandonaron su sillón conforme a las directrices de Ferraz y Moncloa.

En el caso de Unidas Podemos, en cambio, la decisión que se adoptó en este sentido es que todos sus miembros del Gobierno mantuvieran el escaño del Congreso, salvo Pablo Iglesias, que dimitió el pasado mes de marzo para competir en las elecciones autonómicas de Madrid.

En tanto que diputados, Calvo y Ábalos --y con ellos también Sánchez y Montero-- han seguido cobrando desde el inicio de la legislatura la indemnización mensual a la que tienen derecho sus señorías para cubrir los gastos "indispensables para el cumplimiento de su función" parlamentaria.

Conforme a la ley, que prohíbe cobrar dos sueldos públicos, ningún miembro del Ejecutivo con acta de diputado cobra la asignación constitucional de 3.050,62 euros que perciben mensualmente sus señorías, ya que todos ellos perciben la retribución que les corresponde como presidente, ministros o secretarios de Estado.

Pero tanto Calvo como Ábalos sí compaginaban su sueldo de miembro del Gobierno con la indemnización que abona el Congreso para cubrir gastos de su labor parlamentaria, una ayuda que no está sujeta a tributación y que los diputados cobran junto con su asignación constitucional (sueldo), es decir, en catorce mensualidades al año: su cuantía es de 935,37 euros al mes para el caso de los diputados elegidos por Madrid, y de 1.959,62 euros para los del resto de circunscripciones.

Así, mientras Calvo --diputada por Madrid-- percibía al año 13.095,18 euros del Congreso, Ábalos --parlamentario por Valencia-- percibía, además de su sueldo de Moncloa, una cuantía de 27.434,68 euros anuales.

Contador