Actualizado 19/11/2020 10:45 CET

Campo dice que la enmienda de desahucios es "anormal" y reconoce que le gustaría que "fuese el PP quien apoyase los PGE"

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, durante el acto de presentación de la Guía para el Uso Forense del ADN. En Madrid, (España), a 4 de noviembre de 2020. Esta guía tiene como finalidad facilitar el conocimiento del uso forense del ADN a los profe
El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, durante el acto de presentación de la Guía para el Uso Forense del ADN. En Madrid, (España), a 4 de noviembre de 2020. Esta guía tiene como finalidad facilitar el conocimiento del uso forense del ADN a los profe - Marta Fernández Jara - Europa Press


Argumenta que no hay pacto con EH Bildu pero cree que no puede haber vetos "por una historia pasada" que dejó "heridas profundas"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha calificado este jueves de "absolutamente anormal" la enmienda a los Presupuestos Generales del Estado presentada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu al tiempo que ha reconocido que le gustaría que "fuese el PP quien apoyase" las cuentas públicas.

Campo se ha expresado así en una entrevista en Telemadrid, recogida por Europa Press, tan solo un día después de que la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, dejase claro que se sentiría más cómoda con el apoyo de los 'populares' a los Presupuestos.

Con todo, el titular de Justicia ha asegurado que en democracia "no hay voto de mejor o peor calidad", y ha explicado que el Ejecutivo no puede "dejar de contar" con EH Bildu para sacar adelante las cuentas. Así, y pese a descartar que haya un pacto con el partido vasco, Campo ha reconocido que en política "a veces hay que saber tragarse cosas" que no gustan.

"Decir que están vetados por unas historias pasadas, que es cierto que dejaron unas heridas profundas, no tenemos que engañarnos*pero lo verdaderamente importante es que un país mire hacia delante", ha sostenido Campo, que ha dicho que, en política, "como en la vida", la clave es "el juego de la alteridad": "Ponerse en el sitio del otro".

A su juicio, la falta de mayorías obliga a estar "más cohesionados" hoy si cabe. Por eso, las únicas líneas rojas que se pueden plantear son, a su juicio, contra aquellos que "no utilizan los métodos democráticos para hacer valer sus criterios o políticas". "La democracia es lo suficientemente fuerte para saber soportar este tipo de tensiones", ha añadido.

LE GUSTARÍA "MÁS RESPALDO" DENTRO DEL PROPIO PSOE

En esta línea, Campo se ha referido a las críticas de barones socialistas y de exdirigentes del partido al apoyo de EH Bildu a los PGE. "Me parece bien que lo manifiesten, distinto es que pueda compartirlo", ha señalado el ministro, que ha reconocido que no le produce "una perturbación" escuchar opiniones contrarias a la gestión del Ejecutivo.

Eso sí, Campo ha dejado claro que le gustaría que "hubiera más respaldo" dentro del propio partido porque es momento de "estar juntos". "Pero no me produce quebranto oir discrepancias incluso a opiniones mías: es el juego de la democracia", ha insistido.

En cuanto a la enmienda a los PGE para frenar los desahucios, Campo ha aseverado que le produce "cierta inquietud" que Unidas Podemos, uno de los partidos de Gobierno, enmiende sus propias cuentas. "Es absolutamente anormal, lo tengo que decir", ha apuntado.

Así, Campo ha normalizado las posibles "crisis internas" en un Ejecutivo que cuenta con dos grupos políticos, cada uno con "criterios diferentes". Con todo, el ministro cree que "la externalización es clara", y muestra que hay "un solo gobierno".

Contador