Publicado 02/06/2020 18:20:24 +02:00CET

Ciudadanos propone reprobar a Marlaska en el Congreso por cesar a Pérez de los Cobos en relación con el informe policial

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a su salida del Pleno en el Senado.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a su salida del Pleno en el Senado. - EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL - Europa Press

Acusa al ministro de apartar al coronel por rechazar "sus peticiones ilegales y sectarias" y de dañar la imagen de la Guardia Civil

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos ha propuesto que el Congreso de los Diputados repruebe al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por haber destituido al coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid después de que éste se negara a informar sobre la investigación judicial relativa a la autorización de actos multitudinarios en Madrid a principios de marzo, cuando ya se estaba propagando el coronavirus.

La proposición no de ley registrada este martes por Cs para su debate en el Pleno plantea que la Cámara Baja repruebe a Grande-Marlaska "por las irregularidades conocidas" en el cese de Pérez de los Cobos, que "habría tenido su origen en no proporcionar" a sus superiores "información sobre la investigación llevada a cabo por la Policía Judicial a su mando", y por ser este "el origen de una de las mayores crisis vividas en la cúpula de la Guardia Civil en democracia".

La formación naranja recuerda que la causa que instruye la juez Carmen Rodríguez-Medel en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid afecta al Ejecutivo de Pedro Sánchez. La juez ha citado a declarar al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un presunto delito de prevaricación al haber permitido la marcha del 8 de marzo por el Día de la Mujer, entre otras concentraciones masivas, pese al avance de la epidemia.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, sostiene que, "al margen de destituciones injustificadas o designaciones a la carta, el deterioro infligido por el ministro del Interior a la imagen y reputación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es un hecho".

En su opinión, Grande-Marlaska "es sospechoso de poner en riesgo la reputación y el buen hacer" de los agentes "para la obtención de beneficios políticos", así como de "destituir a importantes cargos del Instituto Armado por no plegarse a sus peticiones ilegales y sectarias" y de "nombrar a dedo a cargos afines carentes de la neutralidad política exigida a los miembros del Cuerpo".

"Y es, en todo caso, culpable de haber generado la mayor crisis vivida en la cúpula de la Guardia Civil en décadas", concluye.

"DESHONROSA LLAMADA" DE GÁMEZ

En la iniciativa parlamentaria, Bal repasa las informaciones que se han ido conociendo tras la destitución de Pérez de los Cobos el 25 de mayo. Así, señala que dos superiores del coronel se pusieron en contacto con él para interesarse por las diligencias que los investigadores a su mando, en calidad de Policía Judicial, habían entregado al juzgado en relación con esa causa.

En ambos casos, y según las noticias publicadas por los medios, Pérez de los Cobos dijo no conocer los detalles de tal investigación y rechazó interpelar a sus subordinados sobre este asunto, tras lo cual fue la directora general de la Guardia Civil, María Gámez Gámez, quien le llamó para comunicarle su destitución.

"Esta deshonrosa llamada es, por cierto, lo único que se conoce de la labor llevada a cabo por la citada directora general durante esta crisis, hasta la fecha", dice Bal, que indica que Gámez recriminó al coronel no haber hecho lo necesario para conocer el contenido de la investigación dado lo "delicado" que es para el Gobierno ese proceso judicial.

Según el partido liderado por Inés Arrimadas, queda claro que Pérez de los Cobos "fue destituido por negarse a obtener información de la Policía Judicial a su cargo sobre el contenido del informe presuntamente comprometido para el Gobierno e informar sobre el mismo a sus mandos superiores y, en última instancia, al ministro del Interior".

DESTITUIDO POR NEGARSE A INFRINGIR LA LEY

Además, supone que Grande-Marlaska sabe, como ministro que anteriormente fue juez, que los funcionarios de la Policía Judicial están obligados a "guardar rigurosa reserva y secreto sobre la evolución y resultado de las investigaciones en las que participen, incluso para con los miembros de la misma unidad orgánica, si el juez lo ha exigido expresamente, como ocurría en este caso".

Ciudadanos critica que se pidiera a Pérez de los Cobos que "infringiera la ley y actuara contra su honor", y que, al negarse a ello, se le apartara del cargo.

A su juicio, esta versión de los hechos ha sido confirmada por el documento que revela este martes 'El Confidencial', en el que Gámez propuso al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, el cese del coronel por "no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento".

Según Cs, este documento compromete a toda la cúpula de Interior y al ministro como su máximo dirigente y desmiente la versión oficial según la cual la destitución se llevó a cabo en el marco de una normal reestructuración de equipos.

"Ello no solo resulta extraordinariamente poco creíble en un cese producido a las 22.00 horas de un domingo tras las varias llamadas ya apuntadas, sino que además se compadece mal con el hecho de no haberse nombrado aún hoy, más de una semana después, el sustituto del coronel cesado", afirma Bal.