Cuba.- Diputados europeos firmarán mañana en Madrid una resolución de condena tras la muerte de Zapata

Actualizado: jueves, 25 febrero 2010 19:36

La iniciativa, de un parlamentario portugués, pide a la UE mantener una política eficaz para favorecer la transición democrática

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Diputados de distintos países de Europa, presidentes de las Comisiones de Exteriores de sus respectivos parlamentos, firmarán mañana en Madrid una resolución de "condena" tras la muerte del opositor y preso político cubano Orlando Zapata que reclama al "Gobierno cubano" la "próxima liberación de todos los presos políticos" y que se "comprometa" con una "apertura democrática".

La iniciativa ha surgido en la Conferencia de Presidentes de Comisiones de Asuntos Exteriores (COFACC) que se celebra entre hoy y mañana en el Congreso y que reúne a representantes de los Parlamentos nacionales de los Estados miembros de la UE y de países candidatos a la adhesión como Turquía, con motivo de la presidencia española del Consejo de la Unión.

El impulsor del texto ha sido el diputado portugués José Ribeiro e Castro, del CDS-Partido Popular (conservador), presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento luso.

Tras escuchar la intervención del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la inauguración de la conferencia, sugirió acordar una resolución para exigir a Cuba la liberación de los presos políticos, en línea con las palabras del presidente, que lamentó "profundamente" la muerte de Zapata y reclamó al "régimen" la liberación de los presos de conciencia.

El moderador de la conferencia, Josep Antoni Duran i Lleida, le encargó a Ribeiro e Castro que redactara un texto para poder someterlo a votación.

Después de que varios parlamentarios manifestaran que no podían suscribir ningún texto que antes no hubiera visto la comisión parlamentaria a la que pertenecen, Duran sugirió que la resolución represente sólo a "los presidentes de las Comisiones de Asuntos Exteriores de los parlamentos nacionales de la UE y países candidatos" que firmen el documento.

Duran i Lleida, que avanzó que él suscribirá el texto, animó a sus colegas a firmarlo porque la declaración "no compromete a COFACC ni ni a las comisiones ni a los parlamentos" de cada uno de ellos. A partir de las 10:00 horas de mañana, los presidentes de las comisiones parlamentarias podrán rubricar la resolución si así lo desean.

En línea con Duran, los representantes de Bélgica, Geert Versnick; Grecia, Konstantinos Vrettos; Lituania, Emanuelis Zingeris; Polonia, Andrzej Halicki y Turquía, Murat Mercan, se mostraron abiertamente favorables a suscribir la declaración.

El borrador del texto "saluda" las palabras pronunciadas por Zapatero en la inauguración de la conferencia y "expresa su condena por los hechos ocurridos y su profundo pesar por la muerte de Orlando Zapata".

Traslada sus "condolencias" a la "familia y amigos" del fallecido y "reclama al Gobierno cubano la liberación próxima de todos los presos políticos que siguen encarcelados y que se comprometa con una vía de apertura democrática conducente al pleno respeto de los Derechos Humanos".

Por último, "recomienda a las instituciones políticas europeas, así como a los Gobiernos nacionales de los 27 Estados miembros que, en el marco de la Posición Común sobre las relaciones UE/Cuba, sigan una línea política y diplomática efectiva capaz de favorecer la transición democrática en Cuba y el respeto de los Derechos Humanos para todos los ciudadanos cubanos".

ESPAÑA DEFIENDE ELIMINAR LA POSICIÓN COMÚN

En el marco de esta conferencia, el Gobierno español confirmó que seguirá adelante con la "reflexión" que ya ha lanzado en la UE sobre la conveniencia de eliminar la Posición Común que rige la política europea hacia la isla desde 1996 para sustituirla por un instrumento bilateral, negociado con los cubanos.

Primero fue el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, quien, tras la intervención de Zapatero, insistió en que la política de "bloqueo" y "sanciones" a Cuba no da mejores resultados que la del diálogo.

A continuación, su secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, fue más explícito al precisar que España mantiene su propuesta de abrir una reflexión "desapasionada, objetiva" sobre si la Posición Común "es eficaz en la actual coyuntura o si procedería comenzar a examinar un proceso diferente".

Justificó además la necesidad de que la UE cambie su política hacia Cuba porque así lo han hecho otros actores, como los países latinoamericanos, EEUU, algunas naciones europeas o la propia Comisión Europea.

El único de los diputados que, tras escucharle, se mostró a favor de modificar la Posición Común fue el esloveno Franco Juri, que entre 1993 y 1997 fue embajador en España y en Cuba y que pertenece a la coalición de centro izquierda Zares.