Actualizado 07/01/2009 15:22 CET

Estatuto C-LM.- Valcárcel asegura no irá en contra de los intereses de la Región y que eso será "a cambio de nada"

Desvela que comentó en tono a distendido a Zapatero que lo veía cortando la cinta del trasvase del Ebro y que él "sonrió"

MURCIA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Autónoma murciana, Ramón Luis Valcárcel, aseguró hoy que la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados, no irá en contra de los intereses de la Región de Murcia, y garantizó que eso será "a cambio de nada".

Valcárcel indicó, en una entrevista al programa 'Buenos días' de 7 Región de Murcia recogida por Europa Press, que los castellanos manchegos "están en su derecho de tratar de arrancar del Estado algún beneficio, pero otra cosa es que esto sea a costa de intereses de murcianos, alicantinos o almerienses y además dentro de un marco de inconstitucionalidad". "Le aseguro que eso no va a ocurrir, así de tajante", aseveró.

Asimismo, reiteró que si el texto final "contemplara cualquier mínima cuestión que afectara negativamente a los intereses de la Región", los diputados del PP por Murcia "votarían un no estruendoso", aunque insistió en que "no va a prosperar porque es inconstitucional".

El jefe del Ejecutivo murciano comentó también que "no tiene ningún sentido" argumentar que el aumento del caudal ecológico a su paso por Aranjuez suponga la muerte encubierta del Tajo-Segura, ya que "basta leer las leyes que rigen el trasvase, que establecen un principio tan claro que todo lo demás cae por su propio peso".

Y es que, recordó Valcárcel, la Ley 52/80 "establece que la prioridad a la hora de utilizar el agua del Tajo se encuentra en el territorio por el que pasa ese río, con lo cual, si mañana Castilla-La Mancha, por desarrollos agrícolas, turísticos o industriales, requiere de una cantidad de agua, la que sea, tiene prioridad siempre por encima del trasvase al Segura".

Por ello, planteó "qué más da plantear una reserva estratégica de 600 hm3 o de 600.000 trillones de hm3, porque la prioridad será siempre Castilla-La Mancha, y en esto hay muy poco que temer". "El tiempo irá marcando" esa reducción, subrayó Valcárcel, quien incidió en que "esa es la razón por la que queremos adelantarnos a ese futuro diciendo que, ademas de lo que el Tajo hoy nos abastece, hay que recurrir a otro trasvase, que es el Ebro, precisamente porque tiene posibilidades de ir compensando aquello que en algún momento determinado, no sé si dentro de cien años o de 2.000, habrá que ir disminuyendo del trasvase desde el Tajo al Segura".

En esta línea, Valcárcel comentó que en la entrevista que mantuvo el pasado lunes en La Moncloa trasladó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el "rotundo fracaso" que, a juicio del presidente murciano, cosechó el programa A.G.U.A.

"Se lo dije así, con una cierta insistencia", aseveró Valcárcel, quien dejó claro que este programa "no era, desde luego, la solución a los problemas de falta de agua en España, y ya no digo en la España seca, sino de cualquier otro rincón donde haya abundancia de agua, como Aragón, que no lo ha resuelto".

Y es que, para Valcárcel, "es realmente surrealista que una comunidad como la de Aragón, con un río de los más caudalosos, el Ebro, no haya resuelto, sin embargo, los verdaderos problemas que tienen en otras provincias o, incluso, en la propia de Zaragoza". "Esto nos tiene que llamar a la reflexión", agregó.

A su vez, reiteró que "la política trasvasista es una solución al problema, una solución que debe contar con otras complementarias", recalcando en este sentido que no tiene nada en contra de la desalinización "siempre y cuando se entienda que desalar agua es sencillamente complementar la necesidad de ese agua, pero nunca podrá ser la única solución posible".

CORTAR LA CINTA DEL TRASVASE DEL EBRO.

Sobre el trasvase del Ebro, el presidente de la Región de Murcia le comunicó a Zapatero que sigue "creyendo" en el mismo y desveló que, "en plan más distendido", le trasladó que "si él [Zapatero] es presidente durante algunos años más, lo veo cortando la cinta de ese trasvase entre el Ebro y las cuencas del Mediterráneo español y sonrió".

Al hilo, reconoció que "se sabe que no está por la labor de trasvasar desde el Ebro, pero tampoco estaba hace tan sólo un año y medio por la labor de trasvasar desde ningún lugar y hoy, desde su propio Gobierno, a través de la titular de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, está diciendo que sí, que la política trasvasista no hay que demonizarla y que, por lo tanto, se pueden contemplar trasvases para solucionar el problema de la falta de agua en lugares de España, como el de Murcia".

Es por ello por lo que Valcárcel consideró que, en este caso, "se está asistiendo a un cambio cualitativo y cuantitativo en cuanto a esa política hidráulica desde el Gobierno de la nación".

Respecto del trasvase desde el Tajo Medio, Valcárcel recordó que es el Gobierno central "quien tiene potestad y posibilidad de darle luz verde", y subrayó que "hay una compatibilidad perfecta con el resto de la cuenca del Segura, Alicante, Almería y la Región".

Finalmente, el jefe del Ejecutivo murciano confió en que "quienes tienen esa capacidad de decidir porque están gobernando vean con buenos ojos esa posibilidad, que por lo menos ya es importante". No obstante, reconoció que "todavía es pronto para que se pueda plasmar acuerdo alguno".