3 de abril de 2020
 
Publicado 21/02/2020 16:58:15 +01:00CET

Iglesias, Colau y Garzón protagonizan este sábado un acto con los principales dirigentes y cargos de Unidas Podemos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo de Unidas Podemos, Jaume Asens, durante la campaña electoral de noviembre
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del grupo de Unidas Podemos, Jaume Asens, durante la campaña electoral de noviembre - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

La cita servirá para hacer balance del gobierno de coalición, analizar los próximos "retos", mostrar "unidad", y reforzar el espacio confederal

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, la alcaldesa de Barcelona y líder de En Comú, Ada Colau, y el coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, protagonizan este sábado un acto en Madrid, bajo el lema 'Caminando Juntas', que reunirá a los principales dirigentes y cargos públicos de las formaciones que integran Unidas Podemos, con el objetivo de dar imagen de "unidad", abordar los "retos" del gobierno de coalición y reforzar el espacio confederal.

El encuentro, que se desarrollará totalmente en abierto partir de las 11.00 horas en la Fundación Diario Madrid de la capital, consistirá en las intervenciones de Iglesias, Garzón y Colau, y reunirá a más de un centenar de asistentes, entre diputados del grupo parlamentario, integrantes del gobierno de coalición, y miembros de los órganos de dirección de todos los socios de la confluencia, según informan a Europa Press fuentes del grupo confederal.

Esta cita se produce un mes antes de que se celebre la III Asamblea de Podemos el 21 marzo, en la que está previsto que Iglesias reafirme su liderazgo y que el partido morado revise su relación con sus aliados y apruebe caminar hacia una mayor integración.

"UNIDAD" TRAS LA MARCHA DE LOS ANTICAPITALISTAS

Tras el anuncio del sector Anticapitalista de que no participaran en esa asamblea, como paso previo a su salida de Podemos, los morados buscarán con el acto de este sábado dar una imagen de "unidad" con sus socios del grupo confederal, con los que, además, buscarán reforzar su relación a medio plazo.

Así lo avanzó el ahora vicepresidente del Gobierno Iglesias cuando convocó hace un mes esa tercera asamblea de Podemos, que se conoce coloquialmente como Vistalegre III --aunque se vaya a celebrar en otro lugar, concretamente en la Cubierta de Leganés (Madrid)--.

El líder 'morado' defendió entonces que ahora es "es más necesario que nunca" poner a Podemos a trabajar junto a las "fuerzas hermanas" con las que conforman Unidas Podemos, "para armar con los movimientos populares un bloque histórico de cambio".

Tanto Podemos como IU, Catalunya en Comú y Galicia En Común --que de momento funciona como coalición electoral de Podemos Galicia e Esquerda Unida--, aspiran desde que confluyeron en Unidas Podemos a construir un "espacio del cambio" que vaya más allá de la colaboración electoral.

Reforzar este espacio de "unidad popular" también será el objetivo que defienda Garzón ante la dirección federal de IU, en la reunión que mantendrá la Asamblea Político y Social este sábado por la tarde. En su informe de gestión, al que ha tenido acceso Europa Press, argumentará que "el tiempo ha confirmado" que esta es "la estrategia correcta", ya que su "alternativa" les habría llevado "a la desaparición".

TENSIONES EN VERANO POR EL 'NO' A SÁNCHEZ

Lo cierto es que tanto Podemos como sus socios coinciden en que la alianza de Unidas Podemos pasa por uno de sus mejores momentos. Así, consideran que deben aprovechar para visibilizar su "unidad", una vez superadas las tensiones que se vivieron en verano en el seno del grupo confederal, por la negativa de Iglesias a apoyar la investidura del presidente Pedro Sánchez.

Las fuentes consultadas explican que la entrada de Unidas Podemos en el gobierno de coalición tras la repetición electoral ha servido a Iglesias para demostrar internamente que la polémica y arriesgada postura que mantuvo tras las elecciones de abril era la correcta y, de este modo, calmar las aguas del grupo confederal.

Por ello, el objetivo de caminar hacia una mayor integración de las fuerzas que componen Unidas Podemos sigue sobre la mesa, y será no sólo una de las ideas que se expongan este sábado, sino también en la tercera asamblea de Podemos que culminará el 21 de marzo, y en la XII Asamblea Federal de IU, del fin de semana del 12 junio.

INTEGRACIÓN DE PODEM EN CATALUNYA EN COMÚN, TAREA PENDIENTE

En este contexto se enmarca también el proceso que la dirección estatal de Podemos y de Catalunya en Comú quieren llevar a cabo a medio plazo para culminar la integración orgánica del partido morado en la organización liderada por Colau, aunque se trata de una tarea que abordarán previsiblemente después de las elecciones catalanas --todavía sin fecha--, según han explicado a Europa Press fuentes de la confluencia catalana.

La decisión de Iglesias de delegar en el que fuera cabeza de lista de En Comú Podem, Jaume Asens, la Presidencia del grupo confederal en el Congreso también responde a este interés de reforzar la relación con los 'comunes', ya que el abogado y ex teniente de alcalde de Barcelona es una persona de la máxima confianza de Colau y del líder 'morado', además de ser militante de Podemos.

EL GOBIERNO Y SUS CONTRACCIONES

Por otra parte, se espera Iglesias, Garzón y Colau hagan también balance del papel que está jugando Unidas Podemos en estas primeras semanas de gobierno de coalición, así como los retos que tienen por delante, por ejemplo, el reto de compaginar su función institucional con su papel de acompañamiento a la sociedad civil y los movimientos sociales.

El partido morado y sus socios ya han tenido que hacer frente en menos de dos meses a importantes contradicciones respecto a los planteamientos que llevan defendiendo desde sus inicios, y que han asumido, por "responsabilidad institucional", como parte del precio que implica haber llegado al Gobierno para cambiar las cosas.

Así, en este tiempo, el vicepresidente segundo Iglesias y los ministros de Unidas Podemos, entre ellos, el líder de IU, Alberto Garzón, han tenido que aplaudir al Rey; reducir sus expectativas sobre la derogación total de la reforma laboral; renunciar a la transformación de Bankia en una gran banca pública; o aceptar el nombramiento al frente de la Fiscalía General del Estado de Dolores Delgado y de José Félix Tezanos al frente del CIS, cuyas dimisiones habían pedido, en ambos casos.

Sin embargo, de momento Podemos y sus aliados también han conseguido ya desde el Ministerio de Trabajo que lidera la dirigente de IU y Galicia en Común, Yolanda Díaz, sacar adelante en meno de dos meses una subida de salario mínimo a 950 euros; o arrancar al Gobierno el compromiso de sacar adelante, desde el Ministerio de Igualdad de Irene Montero, la ley de libertad sexual, con la reforma del Código Penal del 'sí es sí', antes del 8 de marzo, Día de la Mujer.