Irene Lozano defenderá la reputación internacional de España, también del daño hecho por el secesionismo catalán

410876.1.644.368.20181016155802
Vídeo de la noticia
Publicado 16/10/2018 15:58:02CET

Sánchez y Borrell dan un nuevo enfoque a la antigua 'Marca España" para centrarla más en lo político y cultural que en lo económico

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La nueva secretaria de Estado de la España Global, Irene Lozano, trabajará por defender la reputación internacional de España fundamentalmente en términos políticos y culturales, incluyendo en este ámbito el daño que haya podido hacer a la imagen de España el secesionismo catalán.

"Soy consciente de que en estos momentos la reputación de España necesita ser defendida más allá de nuestras fronteras", ha dicho tras prometer su cargo este martes en el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ante el ministro Josep Borrell. Se trata, ha dicho, no tanto de defender las fortalezas de España, "que las tiene sobradas", sino de que los españoles sepan narrárselas a sí mismos y así puedan hacerlo también en el exterior.

"A veces hemos sido demasiado exigentes con nosotros mismos y, al contrario que en otros países, hemos puesto el acento en lo menos elogioso en lo que nos separa, no en lo que nos une", ha proseguido.

CREE EN ESPAÑA Y LA DEFENDERÁ DENTRO Y FUERA

Por eso, ha dejado claro que tiene algo en común con su antecesor, el ya ex alto comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros: "Los dos creemos en España, creemos en nuestro país y la vamos a defender dentro y fuera de nuestras fronteras".

Después, ha explicado a los periodistas que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere dar un nuevo enfoque a lo que era Marca España y enfocarse más en lo político y lo cultural que en lo económico, como hizo Espinosa de los Monteros, aunque sin olvidar esta parte de la tarea.

"Hay que trabajar por la reputación de España en términos políticos, como democracia plena, como país defensor de los derechos humanos", ha dicho, reconociendo que "una parte del trabajo" será tener en cuenta que "el reto secesionista, particularmente todo lo que ocurrió hace un año, puede haber dañado la imagen de España en este sentido".

Durante el acto, el ministro Borrell ha confirmado que su intención y la de Pedro Sánchez es darle a lo que era Marca España un nuevo enfoque, menos centrado en lo económico, aunque sin olvidarlo, y más en lo cultural e identitario que, según ha dicho, "es más difícil de resolver".

Con todo, ha tenido palabras de agradecimiento y elogio para Espinosa de los Monteros, que "con muy poco", sin apenas recursos, defendió la imagen de España "en momentos difíciles que ahora, afortunadamente, en lo económico no lo son tanto". Borrell ha avanzado que el Consejo de Ministros le impondrá la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, la condecoración que se impone a los ex secretarios de Estado.

SÁNCHEZ HA ELEGIDO A UNA MUJER

España, ha dicho, tiene que "defender su identidad como país plenamente democrático y respetuoso con los derechos humanos y enfrentarse a nuevas críticas que desgraciadamente han surgido como consecuencia del movimiento secesionista en Cataluña" y por las "cuestiones identitarias" que ahora cobran importancia en el mundo. En este nuevo escenario, ha dicho que Sánchez ha elegido para el puesto a una mujer más joven que, precisamente, viene del mundo de la cultura.

Borrell ha subrayado que "esta vez" el Gobierno no se ha "olvidado" de dotar al proyecto de estructura, personal y recursos, pero "no muchos", de manera que la nueva responsable tendrá que seguir trabajando en encontrar contribuciones en el sector privado como "con tanta eficacia" hizo su antecesor. "No es una tarea fácil pero estoy seguro de que le va a sobrar encanto para conseguirlo", ha dicho, y también para "aunar" la preocupación por lo cultural y lo político con la tarea relacionada con el mundo económico.