Actualizado 08/10/2012 21:10 CET

PGE.- El Gobierno prevé que la ayuda al desarrollo baje al 0,20 por ciento de la Renta Nacional Bruta en 2013

PROTESTA INTERMÓN OXFAM
INTERMON OXFAM

PSOE e ICV acusan al Ejecutivo de "mutilar" y "desmantelar" la política de cooperación

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno prevé que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) descienda en 2013 hasta representar el 0,20 por ciento de la Renta Nacional Bruta, dos centésimas menos que este año, ha informado hoy el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia.

Gracia ha comparecido esta tarde ante la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo para presentar los presupuestos previstos en este área para el próximo ejercicio. PSOE e ICV han denunciado que las cuentas presentadas suponen una "mutilación" y el "desmantelamiento" de la política de cooperación.

El secretario de Estado ha resaltado que los ajustes en la política de cooperación comenzaron en 2009, con el anterior Ejecutivo socialista. Así, la AOD representó en 2010 el 0,43 por ciento de la RNB y un año después, bajó al 0,29 por ciento. En 2012, se quedará en un 0,22, según los datos aportados por Gracia.

La política de cooperación española dispondrá en 2013 de un total de 2.048 millones de euros, según los cálculos que maneja el Ejecutivo. De este montante, 1.850 millones los gestionará la Administración General del Estado y dentro de estos, el 40 por ciento saldrá del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Otros 189 millones corresponden a la cooperación descentralizada, es decir, lo que ponen ayuntamientos y Comunidades Autónomas, y otros nueve los aportarán las universidades, siempre según las previsiones del Ejecutivo que ha compartido Gracia.

Con respecto a algunas partidas concretas, Gracia ha adelantado que habrá 19,65 millones de euros para ayuda humanitaria (respuesta a catástrofes y otras situaciones de emergencia) y 99 millones de euros para ONG, lo que supone la mitad del presupuesto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El Fondo que promueve obras para extender el acceso al agua potable y el saneamiento en América Latina podrá disponer solo de cinco millones de euros --baja un 80 por ciento-- porque el grado de ejecución de los proyectos no supera el 12 por ciento, ha explicado el secretario de Estado. Es decir, que antes de desembolsar más dinero España se quiere asegurar de que los proyectos comprometidos se llevan a cabo.

Una de las partidas más importantes se la llevará el Fondo para la Promoción del Desarrollo (Fonprode), que dispondrá de 245,23 millones de euros para conceder ayudas reembolsables, más un remanente de 140 millones de euros, de manera que una vez más se superará el tope del 5 por ciento que fija la ley y que limita el peso de este tipo de préstamos en la política de cooperación, pues aumenta el nivel de endeudamiento de los países en desarrollo.

Gracia ha justificado el aumento en los últimos años del peso de la ayuda reembolsable en la política de cooperación porque este tipo de operaciones no computa en el déficit del Estado, junto con el hecho de que básicamente financian infraestructuras y servicios, lo que aumenta la capacidad productiva del país receptor.

PRESUPUESTOS "INMORALES"

Tanto el PSOE como ICV han arremetido contra los recortes del Ejecutivo en materia de cooperación. El diputado socialista César Luena ha acusado al Gobierno de "marginar" la política de cooperación, elaborando los presupuestos "más inmorales de las últimas dos décadas".

Luena ha defendido que no es "imprescindible" recortar en cooperación y ha puesto como ejemplo a Irlanda, un país rescatado por la UE y que mantiene su ayuda al desarrollo en el 0,52 por ciento de su PIB.

La representante de ICV, Laia Ortiz, ha afirmado que los presupuestos que el Gobierno ha presentado en materia de cooperación "ruborizan" porque se limitan a cumplir con las obligaciones que en este área le impone nuestra pertenencia a la UE.

Gracia ha respondido que el Ejecutivo no quiere desmantelar la política de cooperación, sino mantenerla en el actual contexto de restricciones presupuestarias. Pero ha matizado que contra la pobreza se puede luchar "de muchas maneras", también fomentando el "crecimiento económico y la apertura comercial".

Y ha sugerido que no queda otra que recortar también en cooperación porque si no la opción sería ahorrar en las partidas destinadas a "inversiones, educación o pensiones".

Gracia ha asegurado que en todos los países receptores de la cooperación española que ha visitado, sus líderes han comprendido la situación de nuestro país y agradecido el esfuerzo que se está haciendo para mantener las partidas actuales.