Publicado 17/11/2020 11:22CET

PNV pide la retirada de las tropas marroquíes de Guerguerat y a la ONU una "salida negociada" para el Sahara

Sede de Sabin Etxea
Sede de Sabin Etxea - PNV

BILBAO, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El EBB del PNV ha pedido la retirada de las tropas marroquíes de la franja de Guerguerat, un paso fronterizo que comunica el Sáhara Occidental con Mauritania y que forma parte de la zona de no intervención según el acuerdo firmado por la ONU, por separado, con Marruecos y el Frente Polisario, en la que no puede haber presencia de hombres armados. También ha reclamado a Naciones Unidas la búsqueda de "una salida negociada, basada en la libre voluntad expresada por el Pueblo Saharaui".

La Ejecutiva jeltzale, a través de un comunicado, ha recordado que el pasado 13 de noviembre el Ejército de Marruecos lanzó una operación militar en la zona de distensión de Guerguerat, cerca de la frontera con Mauritania, "quebrantando el Acuerdo de Alto el Fuego auspiciado por las Naciones Unidas, y suscrito por Marruecos y el Frente Polisario, que entró en vigor en 1991".

La formación dirigida por Andoni Ortuzar ha destacado que aquella resolución, aprobada por la ONU, creó hace ya 29 años la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental -MINURSO- como garante del acuerdo, que incluía el mantenimiento de la paz y la organización del referéndum en el único territorio no descolonizado del continente africano.

"Es evidente que, en todo este tiempo, la misión de la MINURSO, si bien ha sostenido una frágil paz hasta esta última agresión de Rabat y ha preservado un quebradizo statu quo, no ha avanzado en la articulación de una solución negociada, basada en el derecho de autodeterminación que asiste al Pueblo Saharaui", ha añadido.

Tras la violación del alto el fuego y "el evidente riesgo de una escalada de las hostilidades que pudiera desembocar en una guerra desigual de consecuencias trágicas que afectaría a toda la región", el PNV denuncia "la transgresión de las resoluciones de las Naciones Unidas, quebrando el alto el fuego acordado por ambas partes, y expresa su solidaridad con el Pueblo Saharaui en la pacífica lucha por su derecho a la existencia".

Asimismo, apela a la retirada de las tropas marroquíes de la franja de Guerguerat, restituyendo el área a la situación previa al ataque del 13 de noviembre, y exhorta "a los contendientes a una contención de sus incursiones armadas para evitar el derramamiento de sangre y soslayar el tensionamiento político en una región potencialmente conflictiva".

También demanda a la ONU "la determinación para implementar sus resoluciones y la perseverancia para encontrar una salida negociada, basada en la libre voluntad expresada por el Pueblo Saharaui".

Por último, requiere de la comunidad internacional "visión y compromiso para fortalecer las organizaciones multilaterales", como Naciones Unidas, "cimentadas en derechos fundamentales, para que el amparo y la vigencia de los principios democráticos prevalezcan sobre la fuerza de los poderosos".

Contador