PP y Ciudadanos piden un Pleno extraordinario en el Congreso para que Sánchez explique por qué no destituye a Marlaska

Publicado 09/07/2019 19:11:43CET
El ministro de Interior en funciones. Fernando Grande-Marlaska, durante su intervención en el acto de recibimiento a representantes del colectivo LGTBI en La Moncloa.
El ministro de Interior en funciones. Fernando Grande-Marlaska, durante su intervención en el acto de recibimiento a representantes del colectivo LGTBI en La Moncloa.Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP y Ciudadanos quieren que el Congreso celebre un Pleno extraordinario para que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, explique por qué no ha destituido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras las declaraciones que este hizo sobre la formación naranja el pasado sábado antes de la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid.

En un escrito conjunto firmado por ambos grupos parlamentarios, solicitan a la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, que convoque la Diputación Permanente para que este órgano acuerde la convocatoria de una sesión extraordinaria del Pleno.

PP y Cs piden que Sánchez exponga en ese Pleno los motivos por los cuales Grande-Marlaska "no ha sido cesado tras las manifestaciones vertidas contra representantes políticos que participaron en la manifestación del Orgullo", así como "las razones por las que el Gobierno sigue sin condenar las agresiones que tuvieron lugar" durante la misma.

Ciudadanos presentará una denuncia ante la Fiscalía por los delitos de odio, amenazas, calumnias e injurias que asegura se cometieron en el escrache sufrido por sus representantes en la manifestación del Orgullo. Su portavoz, Inés Arrimadas, ha dicho que ella y sus compañeros fueron insultados y recibieron "agresiones, ecupitajos y lanzamiento de objetos" por parte de "un grupo de radicales".

CIUDADANOS CREE QUE EL MINISTRO LOS "SEÑALÓ"

El partido naranja acusa a Grande-Marlaska de "justificar el señalamiento y los ataques" a sus representantes en la manifestación por haber dicho que pactar con un partido que trata de limitar de forma "obscena" los derechos de las personas LGTBI, en alusión a Vox, tiene que tener "consecuencias".

"Estamos preocupados por que un ministro de Sánchez señale a Ciudadanos y luego nos agredan", ha declarado el líder de Cs, Albert Rivera, en rueda de prensa.

Por su parte, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, pidió este lunes la comparecencia del titular de Interior en el Congreso para que rectificase sus palabras y añadió que si no lo hacía, debía dimitir. Aunque no llegó a responsabilizarle de lo que ocurrió después en la manifestación, afirmó que sus declaraciones "no ayudan".

Grande-Marlaska ha explicado que la opinión que expresó el sábado sobre Ciudadanos era solo una "crítica política" a una "actuación política", que es pactar con un partido de extrema derecha --en referencia a Vox-- que "no tiene objeción en proponer la limitación de derechos humanos, no solo del colectivo LGTBI, sino de derechos de las mujeres, y en poner el duda la lacra de la violencia de género y machista".

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, ha dicho que el "acoso" sufrido por políticos de Cs en la marcha del Orgullo es "absolutamente rechazable". Sin embargo, ha defendido que esos hechos no están relacionados con las declaraciones de Grande-Marlaska y que este no pretendía "negar a nadie la entrada en una manifestación pública".

Contador